MENÚ
Diariomotor Competición
Fórmula 1

2 MIN

Las promesas de Alfa Romeo decepcionaron a Marcus Ericsson

alfa_romeo_spa_me_19_19

El piloto sueco renunció a correr el domingo en Portland, en la IndyCar Series, porque supuestamente reemplazaría a Kimi Räikkönen en el Gran Premio de Bélgica de Fórmula 1. Pero finalmente no participó en ningún evento, situación que comprometió su relación con Sam Schmidt, su jefe en la IndyCar, porque no justificó su ausencia en la cita norteamericana. Ericsson busca un nuevo contrato en la IndyCar pero es obvio que todavía piensa en la Fórmula 1.

Según Schmidt, la escudería Alfa Romeo le aseguró que Ericsson correría en lugar de Kimi Räikkönen, por tal razón le permitió al piloto sueco ausentarse del campeonato y acudió a Conor Daly para que se uniera al equipo en Portland. Pero luego observó que Ericsson prácticamente fue a pasear a Bélgica porque ni siquiera le concedieron la oportunidad de estar en alguna de las sesiones libres.

Por su parte, el mismo Ericsson no pudo ocultar su decepción ante lo sucedido porque realizó un largo viaje con la esperanza de correr en Spa y al final del día, no vio acción ni en Bélgica ni en Portland. Espera que tras lo sucedido, la escudería Alfa Romeo no vuelva a tratarlo de esa forma puesto que ahora mismo su prioridad es firmar un nuevo contrato en la IndyCar y lo que pasó no resulta una buena referencia.

En palabras de Marcus Ericsson:

Por supuesto que estoy molesto. Intento lograr un nuevo contrato en la IndyCar para el próximo año y no puedo dejar pasar la oportunidad de mostrarles a los jefes de equipo de qué estoy hecho. Pero había una posibilidad tan real de que corriera este fin de semana en Spa que tomé la decisión de estar aquí. No es la situación óptima para mí, pero ese es el caso a veces.

Vía | PlanetF1