Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
WEC
Logo Icon

3 MIN

Le Mans 1955: la gran tragedia del automovilismo contada en un magnífico corto animado [Vídeo]

Una auténtica joya. Difícilmente se pueden apreciar trabajos tan buenos que se realizan y se publican para que estén al alcance de todo el mundo y mucho menos cuando el automovilismo es el tema principal del mismo. A punto de celebrarse el 65 aniversario de una de las tragedias deportivas más grandes dentro del mundo de las carreras, Quentin Baillieux ha decidido trasladarnos a Le Mans 1955 en un cortometraje animado que bien merece que le dediquemos nuestro tiempo y atención.

Se trata el drama y el sufrimiento con mucho respeto. No se hace ningún tratamiento morboso de la desgracia, ni tan siquiera se muestra de forma clara el accidente del Mercedes 300 SLR conducido por Pierre Levegh, lo que hace precisamente que sea un trozo de historia digno de revisar, de mirar desde este nuevo prisma que nos ofrece la animación, tan poco empleada para narrarnos la parte más cruda del automovilismo.

Fue una jornada negra, más de ochenta personas fallecidas, entre ellas el propio Pierre. Un día que marcó la historia deportiva de Mercedes, la cual se retiró de la competición hasta 1989 por respeto a todos aquellos que perdieron sus vidas aquella trágica jornada del 11 de junio de 1955, así como a todos sus seres queridos. 15 minutos para recordar lo que muchos no vivimos, pero lo que dejó marcado a tantos.

John Fitch, sus palabras con Alfred Neubauer para convencerle de que Mercedes debía abandonar la carrera tras la tragedia, la victoria más amarga de Mike Hawthorn, el cual fue el detonante de la maniobra que llevó a Levegh a corregir la trayectoria y evitar el Jaguar que rodaba a menor velocidad para entrar en boxes… Cruda, sombría e imperdible.

Pierre y yo nos llevamos bien. Acordamos mantener un ritmo regular durante la primera mitad de la carrera y aumentar la velocidad el domingo cuando la competencia se estaba cansando. Después de dos horas y media de carrera, con Fangio y Hawthorn en una batalla titánica por el liderato, Pierre estaba sexto. Estaba con la esposa de Levegh, solo para ir a la caravana de Mercedes detrás de los boxes a tomar un café antes de sentarme en el coche para mi primer stint cuando se produjo la explosión. Me apresuré a ir a nuestro box, y frente a mí había una escena horrible de caos, humo, escombros y confusión. Pude ver los restos en llamas en la parte superior de la grada, eran los restos de un Mercedes, pero no podía ver su número. Entonces alguien dijo que era el 20, nuestro coche. En ese momento no tenía conocimiento de la devastación entre el público – John Fitch

Enlace directo al Vídeo de YouTube

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable