CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

2 MIN

Liberty Media tampoco quiere una Fórmula 1 de más de 21 carreras

Iván Fernández | 6 Jul 2017
GP AZERBAIJAN F1/2017
GP AZERBAIJAN F1/2017

Los cambios siempre generan especulaciones, más cuando hablamos de negocios de cientos de millones de euros. La Fórmula 1 ya se había acostumbrado a bailar al ritmo de la música que tocaba Bernie Ecclestone. La llegada de Liberty Media al frente del Gran Circo ha obligado a los equipos a acostumbrarse a la forma de trabajo de los nuevos propietarios, así como a una forma de pensamiento dirigida a un modelo de negocio completamente distinto al que hasta ahora había presentado la FOM.

Uno de los rumores más insistentes hablaba de la opción de ampliar el calendario por encima de los 21 Grandes Premios que figuran en el primer borradordel calendario para la temporada 2018. No sería una decisión a corto plazo, pero sí se crearon conjeturas sobre llevarlo a cabo de cara a dos años vista. Sin embargo, después de las criticas emitidas incluso por los propios pilotos (uno de los que llevó la voz cantante fue el propio Fernando Alonso), Chase Carey se ha apresurado a aclarar que el calendario no irá más allá de las 21 carreras que figuran en el programa de la próxima campaña.

Las 25, 23 o 22 carreras de las que se hablan no son la realidad en este momento, ni siquiera algo sobre lo que discutir. En este momento el foco está en el de regresar a los 21 eventos, hacer más de lo que existe actualmente es colocar a los aficionados nuevamente en el centro de todo.

Otros, entre los que se encuentra Helmut Marko, aseguran que es plausible llegar a tales cifras siempre y cuando se decida llevar la Fórmula 1 a localizaciones clave como pueden ser Nueva York o Miami. Con Silverstone deseando renegociar el contrato a largo plazo que habían firmado con los anteriores propietarios de los derechos de explotación de la Fórmula 1 y después de la salida del Gran Premio de Malasia y el regreso de Alemania y Francia, todavía quedan muchos interrogantes sobre el futuro de la competición.