CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Vídeos

2 MIN

Listo para competir: el bramido de Lamborghini volvió a sonar a Fórmula 1

Iván Fernández | 12 Jul 2018
lambroghini-minardi-f1-1992-2018-5
lambroghini-minardi-f1-1992-2018-5

Aunque lleva desde la década de los noventa apartado de la Fórmula 1 y centrado en las carreras de GT’s, Lamborghini siempre ha sido un fabricante que ha estado ligado a algunos grandes nombres del campeonato ahora en manos de Liberty Media. Nadie puede dudar que Minardi también jugó en el pasado un papel clave en el Campeonato del Mundo, aunque nunca llegara a pelear por las posiciones de honor.

Un buen ejemplo fue la temporada 1992 en la que el equipo contaba con el brasileño Christian Fittipaldi y con el italiano Gianni Morbidelli como pilotos del Minardi 191B hasta que pasadas unas pruebas debutó el 192. No tuvieron grandes resultados a lo largo del año, con una 11ª posición de Fittipaldi en España como mejor resultado, pero ese sonido del V12 del motor Lamborghini atmosférico quedó grabado en la memoria de muchos aficionados. Hoy están de enhorabuena ya que más de 25 años después el propulsor LE3512 volvió a rememorar recuerdos con su bramido.

9
FOTOS
VER TODASVER TODAS

La sección de históricos (Lamborghini Polo Storico) de la marca decidió traer de nuevo a la vida al vehículo después de que el chasis 003 haya pasado durante los últimos años en el museo que la firma italiana tiene en Sant’Agata Bolognese. En total siete meses de trabajo para devolverlo al estado original. Los neumáticos, el tanque de combustible, la unidad de control del motor, los cinturones de seguridad y el sistema de extinción de incendios fueron reemplazados, mientras que los otros componentes fueron cuidadosamente restaurados.

Fue el Lamborghini Squadra Corse el encargado de hacer un shakedown para volver a ponerlo en pista, en este caso bajo la atenta mirada de Giancarlo Minardi, uno de los padres de su categoría y con Mirko Bortolotti aceptando el honor y la responsabilidad que suponía volver a hacer rodar un pedazo de la historia de la Fórmula 1. Más de 700 CV rodando veinte vueltas para probar que está listo para regresar a la competición, en este caso dentro de las carreras de F1 históricos.