Los Mercedes C63 AMG DTM no volverán a competir y pasarán a colecciones privadas

 |  @fernischumi  | 

Mientras que BMW y Audi se preparan para los próximos test en el Circuito de Jerez, Mercedes-AMG empieza a pensar en su nuevo futuro como equipo de la Fórmula E, algo que no llegará hasta finales del año 2019. Hasta entonces, quedan muchos meses de trabajo, de desarrollo del nuevo monoplaza, de preparar los nuevos mecanismos internos junto a HWA y de definir también los que serán los pilotos de la marca y si seguirán con ellos Stoffel Vandoorne o Gary Paffett.

Hasta esa fecha del debut, Mercedes-AMG tendrá otra tarea extra como es la de dar salida a las seis unidades de Mercedes C63 AMG DTM que han disputado hasta hace apenas dos meses la temporada 2018 del Campeonato Alemán de Turismos así como el resto de vehículos reserva que pudiera haber. Tras la confirmación hace ya más de un año que la firma de la estrella no seguiría en el DTM, ahora es el turno de saber qué pasará con los vehículos de competición, y aunque el del campeón, Gary Paffett, promete pasar a formar parte orgulloso del museo de la marca de Stuttgart, el resto tienen un futuro incierto.

Las declaraciones de Ulrich Fritz, director de la sección de Mercedes para el DTM ha dejado entrever que la única opción de que dichas unidades dejen de formar parte de la estructura alemana es que directamente pasen a formar parte de colecciones privadas. Queda por tanto descartado que estructuras privadas puedan comprar estos vehículos o que directamente se utilicen en otros campeonatos.

A menudo hemos vendido vehículos a los coleccionistas. Sin embargo, vinculamos estas ventas con pautas claras y, como ha ocurrido durante los últimos cinco años, ningún automóvil DTM ha cambiado de propietario sin el requisito contractual de no usar el automóvil en competición. El problema está claro: como fabricante, siempre estás en la mira. Y si un automóvil así se mueve o incluso termina en manos privadas, la estrella de Mercedes aún se mantiene firme.

En este caso, Ulrich no solo hace referencia a la importancia que tiene para Mercedes que sus coches, actuales o ex-oficiales compitan siempre con un mínimo de garantías, sino que desde Motorsport-Total también apuntan a que podría levantar suspicacias en el caso de que el fabricante decida un día regresar al DTM, algo que podría entrar en conflicto directo con las jornadas limitadas de test de las que gozan los fabricantes. Aun así, se espera que los afortunados compradores puedan disfrutar en circuito de sus nuevas adquisiciones a través de exclusivos Track-Days que organizaría la propia Mercedes-AMG.

Vía | Motorsport-Total

Lee a continuación: Gary Paffett resiste y se proclama campeón del DTM 2018 en la despedida de Mercedes