Los nuevos coches turbo anuncian más de 600 CV para la nueva era del DTM

 |  @fernischumi  | 

Desde el pasado lunes hasta el pasado miércoles 14 de noviembre, el Circuito de Estoril ha sido el centro de las miradas para todos los que rodean al Campeonato Alemán de Turismos. Durante esas tres jornadas se han desarrollado los primeros test de Audi y BMW bajo el nuevo reglamento Class One, lo que ha permitido sacar conclusiones más allá del intenso trabajo en los simuladores que se está desarrollando durante las últimas semanas también en las sedes de ambas formaciones.

Bruno Spengler y Marco Wittmann han sido los encargados de pilotar el nuevo BMW M4 DTM 2019, mientras que Nico Müller, Rene Rast y Mike Rockenfeller se han turnado a la hora de llevar el peso de los primeros kilómetros de pruebas del Audi RS4 DTM. Los primeros datos apuntan a que la potencia ha aumentado en torno a 100 CV respecto a lo que se conseguía con los propulsores V8 atmosféricos de 4,5 litros que serán sustituidos a partir de la próxima campaña por los nuevos bloques de cuatro cilindros 2.0 con turbo. Según audi Sport, el motor TFSI que se utilizará en 2019 en sus Audi RS5 DTM entregará más de 600 CV de potencia.

Si ya vimos que Marco Wittmann ya apuntaba a esta ganancia en cuanto a potencia después de probarlo en el simulador, los comentarios de los pilotos de Audi han confirmado esta idea. Mientras que René Rast lo compara con un go-kart en cuanto a reacciones, Nico Müller se ha deshecho en elogios acerca de los nuevos motores por comportamiento y sonido:

El nuevo coche del DTM tiene una fuerza y un empuje increíbles. El motor turbo tiene un impulso impresionante. Vamos a ver velocidades que el DTM nunca ha visto antes. El aumento de potencia es realmente notable. Esto va a ser incluso más exigente para nosotros los piloto. El coche también se ve muy rápido cuando lo ves en pista y el sonido es fascinante también. Definitivamente no me gustaría cambiar el turbo por el viejo motor aspirado V8 de nuevo.

En lo referente a los cambios en el diseño de los coches, ambos fabricantes han confirmado que hay cambios en aerodinámica (alerón trasero, parte inferior del suelo, spliter y el difusor trasero) así como las modificaciones obvias en el capó y en el frontal para mejorar la refrigeración debido a las exigencias de los nuevos motores turbo.

Nos complace ver que las primeras impresiones de nuestros pilotos confirman exactamente lo que pretendíamos lograr con los nuevos coches del DTM. Los coches son más rápidos, más difíciles de manejar, se ven más dinámicos y suenan realmente bien. El DTM está al comienzo de una era emocionante. Incluso en este punto, apenas puedo esperar a ver los coches nuevos en una carrera por primera vez. La mejora de la relación peso/potencia puede verse a simple vista. Con eso, estamos dando un paso claro hacia el ‘paseo en una bola de cañón’ que Gerhard Berger quería ver – Dieter Gass

Los pilotos tendrán que adaptarse de esta forma a las nuevas características de los coches del campeonato germano, especialmente los pilotos más veteranos como Bruno Spengler, el cual lleva “pilotando vehículos del DTM con motores V8 durante 14 años”. Los test continuarán durante los próximos meses, confirmando BMW Motorsport que estará en Jerez del 10 al 11 de diciembre.

Lee a continuación: BMW Motosport muestra las primeras imágenes de su M4 DTM Turbo para la temporada 2019