BMW Motosport muestra las primeras imágenes de su M4 DTM Turbo para la temporada 2019

 |  @fernischumi  | 

Tal y como apuntábamos hace unos minutos, los DTM de 2019 han dado desde hoy sus primeras vueltas sobre el asfalto mojado del Circuito de Estoril durante la primera jornada de los test conjuntos organizados por el ITR y que se prolongarán hasta el próximo 14 de noviembre. Mientras que Audi Sport no nos ha enseñado ninguna imagen de cómo se han desarrollado sus primeras vueltas de pruebas, BMW Motorsport sigue desgranando y enseñándonos cómo es su nuevo M4 DTM equipado con el motor cuatro cilindros 2.0 turbo.

Marco Wittmann fue uno de los primeros en probar las reacciones de los coches ya modificados de acuerdo a la nueva normativa de los Class 1, aunque en su caso ya fue durante la pasada semana en el simulador que la firma bávara tiene en Múnich. Las sensaciones según el campeón del DTM en 2014 y en 2016 fueron positivas, asegurando que el coche se siente como si tuviera más potencia:

Puede sentir claramente que el automóvil tiene considerablemente más potencia que antes. Todos podemos esperar eso, tanto los espectadores como los pilotos. El mayor rendimiento alterará nuestro estilo de conducción, ya que nos acercaremos a las curvas significativamente más rápido, por lo que los puntos de frenado llegarán antes. Obviamente, debemos esperar a ver cómo es en realidad, ya que esta fue solo la primera prueba en el simulador. Sin embargo, puede obtener una impresión inicial y creo que las regulaciones de Class 1 servirán para todo un espectáculo el próximo año.

En lo que respecta al test que comenzaba este lunes en Portugal, Bruno Spengler ha sido el encargado de pilotar la unidad de pruebas del BMW M4 DTM Turbo, viéndose en las imágenes que hay bastantes cambios en el kit aerodinámico y en la carrocería respecto a los coches ya simplificados que compitieron en la temporada 2018.

El paragolpes delantero ha sido rediseñado, la calandra aparece completamente abierta, aumentando también la joroba del capó (desparecen las aperturas laterales) para mejorar el flujo del aire hacia el motor turbo. El camuflaje en el portón trasero nos hace sospechar que también ha habido cambios en dicha área, intuyéndose la decisión de recortar el voladizo del spoiler integrado. Por su parte, el alerón trasero crece hasta extenderse hasta cubrir el ancho completo de los pasos de rueda traseros, optando BMW por modificar también los planos y los endplates. En la galería de imágenes al final del artículo podéis ver la evolución a través fotos de las especificaciones que ha lucido el BMW M4 DTM en los test de 2017 y en los realizados por Alessandro Zanardi en 2018.

Lee a continuación: Así suena la nueva era del DTM: BMW estrena su motor 2.0 turbo