Conexión Japón-Alemania: el DTM confirma su intención de adoptar el Class One en 2019

 |  @fernischumi  | 

Había quedado claro que la presencia del Nissan GT-R y del Lexus LC500 en Hockenheim, con motivo de la carrera final del DTM no era casual. Los responsables del ITR no sólo han anunciado que el próximo mes de noviembre les devolverán la visita (del 11 al 12), estando BMW y Audi presentes en Motegi, también como forma de celebrar la última carrera del Super GT, también han confirmado la esperada llegada de los nuevos propulsores al campeonato germano.

Será con motivo de la temporada 2019 cuando el DTM cumplirá su promesa y se adaptará al reglamento técnico que ya utilizan en la actualidad sus socios asiáticos. Se dice adiós de esta forma a los V8 atmosféricos para adoptar un nuevo bloque de cuatro cilindros de 2.0 litros con turbocompresor que se espera que permita aliarse a ambos campeonatos, con ciertas sinergias entre los fabricantes alemanes y nipones.

Por lo tanto, hicimos tangible la cooperación. Los autos de carreras son fascinantes. El sonido de los motores de cuatro cilindros es genial. Inicialmente, era un poco escéptico, pero ahora, sabemos: los autos DTM del futuro tendrán un sonido espectacular de carreras. Desde el punto de vista del presupuesto, es importante contar con normas unificadas para todos los fabricantes en las carreras de turismos a nivel mundial. En los pocos meses desde que llegué a este puesto, descubrí que ya existe una cooperación fantástica entre los fabricantes en Japón y en Alemania. Como ITR, pretendemos promoverlo aún más. Cualquiera que quiera competir en las carreras de automóviles de producción premium tendrá dificultades para ignorar el DTM

Masaaki Bandoh del GTA y Gerhard Berger del ITR han sellado de esta forma un acuerdo que surgió en 2009 y que ha ido retrasándose durante los últimos 8 años. Honda, NISMO y Lexus ya tienen sus propios motores turbocomprimidos, mientras que Audi y Mercedes deberán desarrollar sus nuevos propulsores bajo el ya famoso reglamento Class One.

La cooperación entre Super GT y el DTM se estableció en 2009 durante la temporada final de Super GT. Hoy, está alcanzando un hito histórico. Después de las carreras durante este fin de semana, intensificaremos aún más el desarrollo de la reglamentación Class One. Tenemos curiosidad por los resultados. En 2019, o 2020 a más tardar, tendremos los mismos automóviles en la pista de carreras. Con suerte, podemos competir entre nosotros en las pistas de carrera de este mundo, tanto en Europa como en Japón.

Lee a continuación: La imagen más esperada: DTM y Super GT ruedan juntos en Hockenheim

  • Ferran Pistola

    Mi duda es, el Class One se aplicara al DTM, donde los coches en teoria son Turismos, y al SuperGT, donde los coches son GT.
    ¿Esto no es muy raro?

  • almafuerte

    Q tema tan complicado y cuanto da para pensar. Resumiendo mucho, es verdad q vamos a motores cada vez mas pequeños y nada se puede hacer, como mucho dar gracias q siguen siendo de combustión interna. También es siento q nadie quiere gastar mucho en carreras y cuanto mas unificación menos gastos y mas fácil q las marcas corrar en diferentes categorías. Pero me llena de interrogantes.
    Si llegamos a un punto en q los motores de los turismos de competición, incluso algunos GTs, sean los mismos. ¿Que diferencia habrá entre una categoría y otra, la carrocería? Si el mundial de turismos, q esta en muy mal momento, llevaran el mismo motor de los DTM, ¿No serian la misma categoría con otra carrocería? Mas lentos o rapidos por aerodinámica, donde también se puede gastar una fortuna, asi q también tendria q ser muy limitada. ¿Vamos hacía un panorama mundial de carreras de turismos donde serán todos el mismo perro con distintas correas?