Martin Truex Jr. remonta y domina en Dover, Alex Bowman se queda a un paso

 | 

Dover es la llamada "Monster Mile" de NASCAR, un circuito pequeño y duro en el que el hormigón se abre paso frente al asfalto y no perdona los errores en carreras largas y de difícil gestión. La meteorología jugó una mala pasada a los equipos de la Monster Energy Cup Series este fin de semana y obligó a la suspensión del evento hacia el lunes, hecho que les vino de perlas a Martin Truex Jr. y a Alex Bowman. El de Gibbs se reencontró con su mejor versión y el de Hendrick ascendió a la par, finalizando primero y segundo respectivamente a pesar de empezar en la parte trasera.

La lluvia gobernó el domingo y los pilotos llegaron a salir a la pista en un momento de calma cuando volvió a aparecer el agua, dejando una ridícula situación en la que todos los vehículos volvieron al pit lane a apenas instantes de empezar la carrera, que se disputó al mediodía del lunes bajo un sol inapelable. Chase Elliott era el poleman y se distanció de Joey Logano y Kyle Larson, que a su vez partieron mejor que el segundo clasificado William Byron. Truex y Bowman salieron atrás por realizar ajustes en sus coches y llegaron sin demasiada prisa al top 20 antes de la competition caution prevista para la vuelta 40.

Elliott tomó terreno de nuevo y Larson mostró un ritmo temible, llegando a atacar al de Hendrick entre doblados sin llegar a pasarle. Logano y Kevin Harvick se marcaron la tercera posición a cuatro segundos de Elliott, alcanzando Truex y Bomwan el top 10 frente a rivales difíciles como Ryan Blaney o Kyle Busch, que intentaba mantener activa su racha de top 10. Ricky Stenhouse Jr. pinchó a falta de 15 vueltas para el final del primer segmento y Quin Houff se accidentó a falta de cinco giros, poniendo Logano y Byron dos gomas en boxes. El vigente campeón venció dicho segmento por delante de Brad Keselowski, Elliott, Larson y Harvick.

Logano y Byron tomaron los puntos de Stage y se dirigieron de inmediato hacia el pit lane para cambiar las dos ruedas restantes, dejando en cabeza a Keselowski y Elliott. El ritmo del Ford se impuso frente a Elliott, estancado con Harvick y ambos víctimas cercanas de Bowman. Llegó el #88 al cuarto puesto en una remontada espectacular y aún con tiempo de ascender más en un grupo apretado, dónde rebasó a Harvick y presionó a los líderes Keselowski y Elliott. Logano y Byron eran 17º y 19º y no podían convertir en buenas posiciones su cambio de neumáticos improvisado después de buscar los puntos del primer segmento.

Truex entró en boxes y provocó que los demás punteros le siguieran, alargando su parada Byron, Logano, Kurt Busch y algunos pilotos de zona medio-baja. Elliott pasó a Keselowski en el pit lane y Bowman hizo lo propio en pista mientras doblaba a Ryan Newman, encabezando el doblete de Hendrick; Keselowski adoleció de ritmo y fue superado por Harvick y Truex. Elliott empezó a sufrir entre doblados y Bowman, Harvick y Truex le acabaron adelantando, estableciendo un duelo a tres bandas en que Truex se impuso cuando Bowman rozó el muro en la última vuelta. Truex, Bowman, Harvick, Elliott y Keselowski ocuparon los cinco primeros lugares.

Kyle Busch se mantuvo a duras penas en el top 10 y un pequeño golpe no le ayudaba en sus opciones de igualar la histórica racha que Morgan Shepherd estableció en 1990. Truex mantuvo medio segundo de margen sobre un constante Bowman de camino a la siguiente bandera amarilla, cortesía de Denny Hamlin. El de Gibbs sufrió un pinchazo lento e intentó llegar a boxes pero no pudo meterse en el carril del pit lane y realizó un trompo a medias, que le permitió seguir en carrera y llevar a varios coches de la zona trasera a boxes junto a un Kyle Busch que buscaba ritmo.

Harvick y Bowman intentaron seguir sin éxito inicial a Truex en la resalida y los pilotos de las tres marcas se vigilaban de cerca, acercándose el campeón de 2014 al de 2017 poco a poco. Logano y Byron regresaban al top 10 y Blaney caía de dichas posiciones con un coche muy rígido que le hacía retroceder y ser doblado por la cabeza de carrera poco después de la última ronda de repostajes. Larson abrió la veda y Truex, Harvick, Bowman, Logano y Elliott le siguieron sin complicarse en la difícil entrada a boxes. Daniel Suárez, Jimmie Johnson, Kyle Busch y Aric Almirola siguieron unas vueltas más en busca del neumático más fresco en la parte final.

El mexicano buscó el milagro durante 21 largos giros pero su ansiada caution no llegó y Truex recuperó el liderato, seguido de unos ansiosos Bowman y Larson que habían superado en boxes a Harvick. No se amilanó el líder ampliando el margen hasta los seis segundos después de salir de boxes con poco más de tres y fue doblando al amplio grupo del top 20, con ilustres ocupantes como Keselowski, Kurt Busch, Johnson y Blaney. Larson y Harvick seguían marcándose por el tercer lugar, seguidos de cerca por Elliott y un sólido Erik Jones; después venían Logano, Byron, Clint Bowyer y Kyle Busch en un preciado pelotón de top 10.

Truex siguió en su propio mundo dominante y venció por ocho segundos a Bowman, ambos excelentes en sus ascensos desde la zona trasera. Larson logró su primer top 5 en medio año al aguantar el tercer puesto a Harvick, Elliott resistió a Jones por la quinta posición. Logano, Byron, Bowyer y Kyle Busch formaron el resto del top 10, igualando Busch el récord de Shepherd frente a un fuerte Suárez con gomas nuevas al final. Keselowski (12º) y Blaney (15º) no lo pasaron bien, Kurt Busch (13º) remontó un mal comienzo y Hamlin (21º) no se sobrepuso a su trompo.

Lee a continuación: La NASCAR vuelve a la clasificación a una vuelta en óvalos