CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Opinión

5 MIN

McLaren no pudo negarle a Lando Norris que luchara por su primera victoria

Iván Fernández | 27 Sept 2021
lando-norris-f1-gp-rusia-2021
lando-norris-f1-gp-rusia-2021

Le debían una desde Monza. En el Gran Premio de Italia, Lando Norris aceptó de forma más que respetuosa la disciplina del equipo, buscando asegurar el doblete del equipo McLaren y renunciando a la posibilidad de pelear con Daniel Ricciardo su primera victoria tal y como vimos in ir más lejos este domingo en la carrera de Fórmula 3 entre Jack Doohan y Trident. Este domingo McLaren iba a aceptar la decisión del equipo pasara lo que pasara, incluido si se ponía en riesgo un podio que hubiera sido clave de cara al campeonato de constructores.

En plena lucha con Lewis Hamilton por posición, la llegada de las primeras gotas de lluvia hizo que todo el nerviosismo que había contenido Lando Norris durante la primera hora de carrera directamente estallara. Quería esa victoria a la que renunció por el equipo dos fines de semana atrás y después de haber probado las mieles del éxito con la pole del sábado, no estaba dispuesto a dejar escapar la oportunidad.

El propio Hamilton le preguntó cómo había sido esa decisión una vez que ambos estaban atendiendo a las preguntas en el corralito de televisiones: “yo ignoré todas las llamadas” contestaba el joven británico a su compatriota cuando este le confesaba que había hecho oídos sordos a esa primera llamada que le habían hecho desde el muro de Mercedes-AMG F1. La carrera había quedado decidida por esa lluvia que estaba arreciando, recordando en parte a esas últimas vueltas vistas en el Red Bull Ring hace unos meses durante la carrera de MotoGP, con la salvedad de que en la Fórmula 1 la comunicación entre ingeniero y piloto te asegura un caudal de información mucho mayor.

Desde el muro de McLaren le estaban haciendo llegar buena parte de la información que tenían en sus manos, especialmente a través de las imágenes de televisión, donde se podía apreciar en qué puntos estaban sufriendo más los coches que todavía estaban con el compuesto blando. Llegó la sugerencia desde boxes de montar el intermedio, pero el sonoro “¡NO!” aún está retumbando en los oídos del equipo, esa misma negativa que le podía haber dado su primer triunfo, pero que a la postre les dejó incluso sin el podio.

Lo cierto es que Norris y Hamilton tenían una ventaja considerable respecto al tercero, hasta el punto de que podían detenerse a cambiar neumáticos sin perder posición con los de atrás. Lewis lo hizo, tarde, ya cuando apenas quedaban tres vueltas, pero eso 25 puntos de margen que el de Woking había sacado sobre el heptacampeón comenzaron a menguar a la misma velocidad que el asfalto se empapaba. 18 segundos, 14, 10 y de repente la silueta del Mercedes aparecía en lo retrovisores al mismo tiempo que Lando ya no podía parar el coche.

Si se hubiera mantenido así, entonces habríamos tomado la decisión correcta, y creo que quedarnos fuera habría sido lo adecuado; pero obviamente, llovió mucho más de lo que pensamos y esperábamos, me dijeron que la lluvia iba a mantener la misma intensidad y fue mi decisión, pensé que era el camino a seguir – Lando Norris

Monza y el 'fake' de Mercedes-AMG F1 en el subconsciente: 

Acababa de comenzar la vuelta y el sector 2 ya estaba completamente impracticable. La comunicación que se escuchó por radio proveniente del MCL35M con el dorsal #4 fue todo un mazazo: “está completamente mojado chicos, tengo que entrar al box”. Todo el trabajo del fin de semana se había ido por la alcantarilla. Muchos habían sido los condicionantes, empezando por lo ocurrido en Italia y esa libertad a decidir que se había ganado Norris respetando a Ricciardo en Monza. Por su fuera poco, el engaño que había hecho Mercedes con el undercut en la primera parada a Daniel también seguramente había tenido cierto impacto en que desde el equipo no fueran mucho más tajantes a la hora de decirle a Lando que entrara a poner el intermedio.

Ahora desde el equipo tendrán que hacer mucho trabajo introspectivo, comenzando por saber cómo es posible que teniendo las mismas referencias del sistema meteorológico que el resto de equipos ellos no supieran leer que la lluvia no iba a amainar. Son decisiones que se toman en un puñado de segundos, sí todos tienen los mismo valores y gráficos, pero a buen seguro en McLaren sabían que no podían robarle a Norris la posibilidad de luchar por su primera victoria... aunque esto supusiera perder un podio.

Como siempre en estas situaciones complicadas, es una comunicación entre el conductor y el muro de boxes, usando toda la información que tenemos, en términos de pronóstico del tiempo o de lo que están haciendo los otros coches, tratando de informar a Lando. Al mismo tiempo, recabando comentarios de Lando sobre cómo están las condiciones de la pista. Yo diría que así se tomó la decisión sobre qué hacer, entrar en boxes o no. Lando, con la información que tenía de nosotros y la sensación que tenía en la pista, se sintió bien quedándose con los neumáticos lisos, y al final no lo anulamos como equipo. Así que eso es algo que debemos analizar, para ver qué podríamos haber hecho mejor, porque, por supuesto, en retrospectiva, fue una decisión equivocada que tomamos como equipo – Andreas Seidl