Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Otros circuito
Logo Icon

3 MIN

Oliver Jarvis repite la pole en Daytona, Albert Costa y Álex Riberas deberán remontar

La importancia de las qualys es relativa en las carreras de resistencia, en especial en las citas de 24 horas como la célebre de Daytona que abre el calendario internacional a finales de enero. El breve periodo de 15 minutos sirve para establecer la parrilla y dar ciertas pistas sobre la velocidad de los distintos contendientes a las cuatro categorías, aprovechado al máximo por Mazda y Porsche. La marca nipona se ha repartido el protagonismo con Acura entre los Prototipos, mientras que el mito de Stuttgart dominó en GT Le Mans y GT Daytona con relativa autoridad.

Ryan Briscoe marcó un primer tiempo de referencia en 1:35.017, batido por poco por un eficaz Tristan Vautier con la ayuda del rebufo. Juan Pablo Montoya rebajó el cronómetro a 1:34.169, mejorado por el 1:33.712 de Oliver Jarvis. El británico mantuvo su velocidad y llegó a bajar su tiempo en una misera milésima que aún así le sirvió para mantener la primera posición de forma holgada sobre el colombiano. Jonathan Bomarito finalizó tercero con el segundo Mazda, con Felipe Nasr, Ryan Briscoe, Tristan Vautier y João Barbosa detrás en el grupo de Cadillacs.

Ricky Taylor se accidentó a falta de tres minutos en el Penske #7 y perdió sus tiempos marcados de la misma forma que perdió el Acura en la Bus Stop en dirección al muro de neumáticos. Parece eso sí que Mazda y Acura tienen más ritmo que sus rivales norteamericanos a la espera de jugar la carta de la fiabilidad. Ben Keating hizo la pole en LMP2 con el PR1 Mathiasen, situándose Henrik Hedman a tres décimas. Dwight Merriman protagonizó la nota vergonzosa al no poder batir el tiempo de pole de GT Le Mans con el Era Motorsport, quedando a cinco segundos de Keating.

GTLM solo tenía siete coches en pista y vio la desafortunada organización por marcas aún con la ausencia de Ford. Nick Tandy y Laurens Vanthoor establecieron el ritmo en los Porsche #911 y #912, batiendo el inglés (1:42.207) al belga por solo 49 milésimas en una exhibición progresiva de la marca de Stuttgart en reducción del tiempo. Siguieron los Corvette, Antonio García tercero a tres décimas de los coches alemanes seguido de su compañero Tommy Milner. Philipp Eng se quedó a una décima de Milner en el primer BMW, cerrando la parrilla John Edwards en el segundo M8 y Alessandro Pier Guidi en un Risi Competizione sorprendentemente lento.

Los pilotos Plata y Bronce hicieron la qualy de GTD, en la que Zacharie Robinson se sacó una vuelta espectacular en su segundo intento con el Porsche de Pfaff. El imbatible 1:45.237 del canadiense fue casi medio segundo más rápido que Jeff Westphal en el Ferrari de la Scuderia Corsa y seis décimas más veloz que Trent Hindman en el siempre destacable Acura. Robby Foley (BMW #96) y Steijn Schothorst (compañero de Albert Costa) completaron el top 5, seguidos de cerca por Rolf Ineichen, Frankie Montecalvo y Madison Snow. No salieron el Porsche de Black Swan (accidente de Trent Estep en un entrenamiento) y el Lexus #14 por problemas técnicos. Álex Riberas saldrá 13º después de una vuelta mala de Ian James.

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable