Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
Otros circuito
Logo Icon

2 MIN

Persisten las quejas sobre las altas temperaturas dentro del Aeroscreen

Algunas voces de protesta se han elevado con respecto a lo incómodo que resulta la cabina de los monoplazas de la IndyCar cuando el calor apremia. En el reciente Gran Premio de Indianápolis, los pilotos se quejaron de que el aire no circula dentro del Aeroscreen situación que se vuelve tormentosa porque las altas temperaturas del motor se trasfieren al piloto, al cual inclusive se le dificulta ingerir líquidos durante la carrera por el riesgo de quemarse. Hasta ahora se han analizado varias propuestas para corregir este problema, pero todavía ninguna se ha implementado.

Si bien la seguridad está fuera de toda duda, el Aeroscreen reúne las virtudes del Halo y de un parabrisas blindado, lo cierto es que cuando la temperatura ambiente se ubica en unos 30 grados centígrados, en cabina se eleva hasta unos 50 creando condiciones críticas para los pilotos, sobre todo si se considera que deben soportar tal calor por más de una hora y media mientras realizan un gran esfuerzo físico y mental.

Scott Dixon, Simon Pagenaud y Graham Rahal, los tres primeros en el reciente Gran Premio de Indianápolis, coincidieron en que la ventilación dentro del Aeroscreen es muy deficiente, situación que resulta desesperante cuando no hay alternativas para tener aire, más allá de levantar la visera del casco durante un rato. Creen que es insuficiente el uso de una manguera que se conecta al casco, la cual se comunica con la nariz del monoplaza, porque no resuelve el problema de raíz que es la no circulación de aire dentro de la cabina.

Por lo pronto, a partir de la próxima fecha en Road América, la botella de agua que era ubicada en las cajas laterales de los monoplazas pasará a estar cerca del piloto, a la altura de sus rodillas, para con ello evitar que las altas temperaturas generadas por el motor y los escapes calienten el agua. Se había analizado la opción de que los pilotos recibieran líquidos fríos durante sus detenciones en boxes, pero ante el problema de calor que genera el Aeroscreen deben mantenerse hidratados todo el tiempo.

En palabras de Simon Pagenaud

El aire no circula, debido a que no hay viento en la cabina, el aire simplemente está detenido. Tendría que conducir con la visera abierta para al menos tomar un poco de aire. Todavía tenemos que trabajar en la ventilación.

Vía | Motorsport Total