Previo del Gran Premio de Mónaco: no hay lugar a error en las calles del Principado

 |  @ADelgadoM_  | 

La Fórmula 1 no descansa y llega al Gran Premio del Glamour y lujo en mayúsculas. Las calles del Principado de Mónaco se preparan para escuchar el rugido de los motores. En esta ocasión será interesante ver cómo se comportan los monoplazas en simulación de carrera y de vuelta rápida, puesto que es bastante probable que la mayoría de adelantamientos se produzcan en el momento de la parada por la baja amplitud de pista.

El trazado monegasco es  uno de los más exigentes para los pilotos, que tendrán que dar un total de 78 giros al revirado circuito que tiene una longitud de 3.340km hasta completar una distancia de carrera de 260.520 km. La recta más larga es de 510 metros, por lo que será bastante complicado ver adelantamientos. Por su parte, las fuerzas G no serán muy elevadas puesto que se alcanza alrededor de 3.6G en la curva 13.

En Mercedes llegan motivados a Mónaco tras conseguir dominar en el trazado del Circuit Barcelona-Catalunya de principio a fin. En cambio, desde Maranello intentarán solucionar los problemas que tuvieron en el último Gran Premio, por lo que tendrán que escoger bien la estrategia a seguir durante la carrera. Por su parte, en Red Bull trabajarán para minimizar las diferencias con los otros dos equipos de cabeza tras mostrar que actualmente es el tercer equipo en parrilla.

En un mundo distinto se encuentra la zona media de parrilla. Renault ha recortado distancias con McLaren tras un fin de semana apoteósico en el trazado catalán. Por una parte, Carlos Sainz seguirá buscando sumar la mayor cantidad de puntos posibles, mientras que Nico Hülkenberg se centrará en lograr un buen resultado con tal de olvidar el cero que marcó en la última prueba disputada.

Los de Woking seguirán tratando de evolucionar el monoplaza y seguir la línea del pasado Gran Premio, en el cual tras probar un nuevo alerón delantero entre otras piezas consiguieron sacar el mayor rendimiento posible. Fernando Alonso tirará de pericia al volante y experiencia con tal de mantener su monoplaza a una distancia adecuada para rodar en registros rápidos sin acabar contra los muros del Principado.

En Force India seguirán trabajando con tal de evolucionar su monoplaza y olvidarse de un inicio de campeonato desolador. Los hombres del equipo de Vijay Mallya se mostraron muy competitivos en el trazado catalán, por lo que tendrán que evaluar la situación a la perfección y aplicarlo en las próximas citas del calendario. Por su parte, en Haas tendrán que vivir las dos caras de la moneda. Romain Grosjean trabajará para que la presión no le pase factura tras cometer otro error de pilotaje. En cambio, en Toro Rosso seguirán trabajando en su adaptación al motor Honda que parece ser que está dando más quebraderos de cabeza de lo pensado.

En la zona baja de la parrilla la batalla entre Sauber y Williams parece estar más interesante. Por el momento Charles Leclerc está sorprendiendo bastante tras finalizar por segunda vez consecutiva en la zona de puntos. Mientras tanto, en Williams seguirán lidiando con sus problemas económicos  que están impidiendo que  puedan sacar el máximo partido a su monoplaza.

Desde la firma proveedora de neumáticos han decidido llevar por primera vez en la temporada el nuevo compuesto: el hiperblando, que junto al compuesto ultrablando y superblando serán los protagonistas del fin de semana. El asfalto monegasco permite tener un alto nivel de agarre y un bajo nivel de desgaste de compuestos. De este modo será interesante escoger bien la estrategia de carrera, en un Gran Premio en el que el Hiperblando será el protagonista.

Lee a continuación: Gran Premio de Mónaco 2018: horarios para seguirlo por televisión