Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

3 MIN

Red Bull se mantiene a la espera de la estrategia de Honda en cuanto a electrificación

Renovación o no renovación. Red Bull Racing debe empezar a mover fichas después de que sus opciones de encontrar motorista para un futuro sean cada vez más limitadas. Tras pelearse con Renault, con Mercedes ya comprometida con sus respectivos clientes y con un Ferrari que no parece estar muy por la labor, la escudería de las bebidas energéticas y su segundo equipo, Scuderia Alpha Tauri, han de cerrar su suministro de unidades de potencia más allá de finales de 2021, temporada para la que todavía tienen un compromiso con Honda para recibir sus productos.

Con el fin de la relación con Aston Martin al término de 2020, lo cierto es que los de Milton Keynes no tienen Plan B. Actualmente el fabricante nipón sigue siendo su primera y única opción, por lo que puede generar cierta incertidumbre en el equipo y en la segunda estructura el no conocer qué motores emplearán en el futuro, una preocupación que se debería extender también a la Fórmula 1, la cual no podría encajar la marcha de dos escuderías en una parrilla que por el momento mantiene la proyección de tener una decena de protagonistas.

Las informaciones de Motorsport apuntan a que Red Bull Racing ya habría empezado a negociar la posibilidad de extender el acuerdo con Honda, sin embargo, el fabricante también se encuentra en plena evaluación de su futuro, tanto en el plano deportivo como en la estrategia comercial de la marca. Con la compañía mirando con cierta ilusión el lanzamiento del Honda e, la electrificación a la que someterá la compañía a gran parte de su catálogo de calle puede no solo ser una reorganización en lo referente a la inversión en promoción y marketing, sino que también puede limitar el montante económico disponible para este tipo de proyectos.

Estamos hablando con Red Bull sobre la continuación después de 2021, pero lo otro que debemos considerar es que toda la industria automotriz se enfrenta una situación muy difícil debido a la electrificación. Muchas empresas tienen que invertir mucho, por lo que tenemos que pensar en el lado comercial y en la eficiencia con la que podemos ejecutar el programa. Ese es el punto – el director gerente de F1 de Honda, Masashi Yamamoto

Recordemos que la Fórmula 1 tienen preparado un plan de acción para convertirse en neutra en cuanto a emisiones de carbono de cara al año 2030, algo que afectará a la logística, la utilización de sus excesivos hospitalities y a las propias unidades de potencia, las cuales deberían emplear combustibles sintéticos en un futuro no muy lejano y afrontar el que debe ser el siguiente gran cambio normativo en materia de motores.

Vía | Motorsport.com

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable