Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

3 MIN

Renault estrena un nuevo MGU-K y un 'Party Mode' de 15 CV que estarán disponibles también para los clientes

Es difícil hablar en la Fórmula 1 actual de una versión definitiva de un monoplaza ya que en cada Gran Premio se estrenan novedades tanto en materia mecánica como aerodinámica. A pesar de que el Red Bull Ring es un circuito peculiar por mezcla de características en las que se combinan curvas en ángulo recto separadas por largas rectas, junto a un segundo sector mucho más lento y un tercero en el que encontramos curvas muy rápidas, en las que un error de cálculo te lleva a abandonar el asfalto. En estas condiciones, no sólo Mercedes AMG ha decidido llevar una gran evolución de chasis, sino que Renault ha optado también por presentar un nuevo motor con un MGU-K modificado y más ligero con el que se espera ganar prestaciones extra especialmente de cara a las sesiones de clasificación.

Precisamente el apartado de recuperación de energía ha sido uno de los caballos de batalla para el motorista francés en este primer tercio de temporada 2018, por lo que tanto los dos pilotos oficiales, como los equipos clientes, esperaban con impaciencia la llegada de mejoras a la Unidad de Potencia de los del rombo. En Renault ya llevaron una evolución del motor de combustión interna en Canadá, algo que ha venido acompañado ahora con la evolución en el sistema cinético y que por el momento sólo se ha confirmado que montará Stoffel Vandoorne al ser el único entre los clientes que ha presentado los documentos oficiales frente a la FIA este viernes.

Esperarán de esta forma tanto Fernando Alonso como los dos hombres de Red Bull para ver qué prestaciones consigue el nuevo MGU-K de Renault en el McLaren del piloto belga, teniendo en cuenta de que según la información oficial es 2 kilogramos más ligero, algo que beneficia en gran medida a Nico Hülkenberg, uno de los pilotos más pesados de parrilla. Además, los galos también pondrán a disposición de sus clientes y de sus pilotos el denominado ‘Party Mode’ con el que ya cuentan otros motoristas, el cual debería dar puntualmente entre 15 y 20 CV más que será exprimidos en Q3.

Por las cifras no parece comparable dicha entrega de potencia extra con las prestaciones que logra por ejemplo Mercedes en clasificación gracias al tan mencionado sistema, aunque sí será de gran ayuda para los dos pilotos de Red Bull Racing a la hora de plantar cara a los dos equipos de cabeza en la batalla por la pole, algo que por el momento se les resiste en 2018 más allá de la conseguida por Daniel Ricciardo en el Gran Premio de Mónaco. Mientras que haber estrenado una nueva MGU-K habría reportado penalizaciones a los dos hombres de la escudería austriaca en la carrera de casa y a Fernando Alonso, el asturiano estrenará una nueva ECU, mientras que Sainz hará lo propio con el turbo y Hülkenberg, Vandoorne y el propio Alonso tendrán baterías nuevas, todos ellos sin incurrir en penalizaciones.

Stoffel Vandoorne es el otro piloto de McLaren, una definición demasiado breve que no hace justicia a sus méritos al volante. Lejos del habitual perfil de piloto relacionado desde pequeño con el dinero o con algún contacto por parte de equipos profesionales ...

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable