Robert Kubica: “Para nosotros esto es como un ‘shakedown'”

 | 

Williams llegó tarde. Su monoplaza pisó la pista por primera vez en la jornada de ayer, y hoy ha seguido esa primera fase de pruebas. Bueno, si es que se pueden llamar así. Para Robert Kubica no deja de ser un shakedown y sus sensaciones… bueno, sus sensaciones ni están ni se las esperan, por ahora.

El polaco regresa a la F1 a tiempo completo con mucho trabajo que hacer. No sólo el equipo ha tardado en montar y llevar el coche, también va con retraso en número de giros. A las 16:00 de la tarde, el FW42 sólo acumula 72 giros si se contabilizan los dos días. Para Kubica, sólo 48. Se les acumula el trabajo.

“Para nosotros esto es como un shakedown, o al menos para mí. No he podido realmente pilotar el coche. Después he recopilado datos para el equipo. La situación es buena, pero hay que recordar que el inicio no está muy lejos. Hay que ponerse a tono, y no será fácil. Es un poco tarde para probar pero mejor eso que no hacerlo nunca. Hoy ha sido un día en el que se ha compaginado el probar sensores y sistemas, y demás y recopilar datos para poder aprovechar. No es prueba 100%, es más como un primer día. He tenido unas 12 vueltas para asentarme en el coche, algo limitado pero también probar las cosas que hemos cambiado respecto al año pasado”.

¿Y qué hacer al respecto? Según Robert, centrarse y aguantar el chaparrón. No se muerde la lengua el de Cracovia y es realista: necesitan agitar el avispero y reaccionar. Pese a que han llegado, eso no es lo único que se debe hacer para tener un coche competitivo, y más si se tiene en cuenta que los de Grove fueron el farolillo rojo en la temporada 2019. Para mejorar, Kubica llama a una buena base y, a partir de ahí, construir sin pausa pero sin prisa.

“En un sentido sí que es un paso adelante respecto al año pasado. En otros, no del todo. La pregunta es si hemos dado un paso adelante más grande que el paso atrás dado por la normativa nueva. Es una pregunta que trata de encontrar el equilibrio. Para mejorar hay que dar pasos adelante más grandes que el resto. Es pronto, y por eso no es momento de hablar de sensaciones ni de rendimiento. Sería mejor tener más ideas y más confianza en el coche, teniendo en cuenta que Australia no está tan lejos como parece. Es mejor prepararse a nivel de piloto y coche ahora mismo. Esta es la realidad. Hay que seguir trabajando, y todo el mundo está concentrado en estos test”.

Y, de nuevo, para construir esa base hace falta tiempo. Algo que no tiene Williams, aunque sí que haya palabras de elogio por parte de Kubica al equipo. ¿Se ha tardado poco en construir el coche? Sí. ¿Es eso útil? En parte, ya que es mejor eso que no tener nada, tal y como afirma Robert. Lo que viene ahora es su objetivo, no lo que se hiciese en 2019.

“No es lo mejor, pero el coche está aquí. El equipo ha tardado cinco veces menos en construir el coche, principalmente por la situación que tenemos. El trabajo que se hacia en cinco días se ha hecho en uno. No es que todo el mundo prueba por diversión desde el primer día precisamente. Tenemos que centrarnos en el futuro y no en el pasado. Esperemos que esta tardanza no nos penalice en las primeras carreras. Todo el mundo tiene su trabajo en el equipo, y yo tengo que centrarme en el mio: conducir y entender el coche”.

En resumen: Williams necesita mejorar. Sus registros son mediocres en comparación con el resto, teniendo en cuenta todas las circunstancias. Mucho por hacer, poco tiempo para ello. No se arrugan ante el desafío, pero no pinta que puedan plantar cara a la zona media del pelotón. Nacer mal y tarde no es malo, pero sí pone las cosas cuesta arriba. Quizá la segunda semana les sea más benévola. La primera, no lo ha sido.

 

Foto | Williams Media Services

 

Lee a continuación: Bloc de notas desde Barcelona: Día 3 Pretemporada 2019

Robert Kubica es un piloto de Fórmula 1 que ha regresado a la categoría reina del automovilismo después de un grave accidente en un rally que le mantuvo alejado durante años de los circuitos del Gran Circo.