CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

4 MIN

Sauber y Honda podrían haber anulado su acuerdo para 2018

Àlex Garcia | 11 Jul 2017
Marcus Ericsson GP Austria 2017
Marcus Ericsson GP Austria 2017

Posibles malas noticias en el horizonte de la Fórmula 1, Sauber y Honda. Según reporta Autobild, el equipo suizo y el fabricante japonés habrían llegado a un acuerdo para rescindir su asociación para la temporada 2018. En medio de la temporada más difícil desde su retorno a la categoría reina como proveedor de motores de McLaren, Honda llega a una situación en la que empieza a haber serias y razonables dudas sobre su presencia en la Fórmula 1 el próximo año. En caso de confirmarse la rotura del contrato entre ambas partes y el paso de McLaren a motores Mercedes para la temporada que viene, esto dejaría a los japoneses esencialmente fuera a menos que apareciera una opción de última hora.

Siempre según Autobild, en Honda no estarían satisfechos con los cambios de personal de Sauber en las últimas semanas, incluyendo la marcha de Monisha Kaltenborn y Robert Höpoltseder, ex-jefe de comunicaciones del equipo. El contrato de tres años que firmaron Sauber y Honda había sido negociado específicamente por Kaltenborn, buscando además una cooperación más profunda que fuera más allá del mundo de la competición y la Fórmula 1. De esta forma, la marcha de la anterior jefa de equipo de Sauber incomodaría a Honda, puesto que desde Japón había mucha fe en lo que ella podía hacer para salvar al equipo.

Pero sin Kaltenborn en el equipo, en Honda habrían empezado el proceso para anular el contrato para la próxima temporada, esgrimiendo como argumento el hecho que la persona con la que se llegó al acuerdo no estaba ya en el equipo. La situación es curiosamente parecida a la que se dio en su día con McLaren, ya que fue Martin Whitmarsh quien llegó al acuerdo con Honda y para cuando los nipones desembarcaron en la Fórmula 1, el británico ya no estaba en la escuadra. En caso de confirmarse la noticia, ello dejaría a Sauber sin un motor confirmado para la temporada 2018, un problema importante que afrontar.

El significado de la anulación de la asociación entre Sauber y Honda puede ir mucho más allá de lo que parece en primera instancia ya que de forma esperable, inmediatamente se reavivan las dudas sobre la continuidad de Honda en la Fórmula 1 puesto que a día de hoy no está claro que McLaren siga con el mismo fabricante que le ha hecho sufrir durante tres temporadas. Si McLaren decide "pasar" de Honda y estos últimos hacen lo mismo con Sauber, existe la posibilidad real de que los japoneses no estén en la categoría reina el año que viene. De hecho, ya hay quien dice que la situación de Monisha Kaltenborn podría ser la excusa de Sauber para justificar su marcha una vez confirmado el cambio de McLaren, no queriendo estar solo con Sauber.

Para Sauber, el acuerdo con Honda debía -o debe- ser importante tanto a nivel técnico como a nivel económico. El contrato aportaba un trabajo cercano con el fabricante japonés con un cierto aporte económico en lugar de tener que pagar por montar otros motores como podría ser el caso de Ferrari en 2016. Precisamente los motores italianos parecen ser la solución más probable para Sauber aunque sin lugar a dudas será una situación incómoda, al tener que volver con el rabo entre las piernas para pedir los propulsores que ya habían rechazado. Aunque si algo queda claro en estas últimas semanas es que el equipo suizo es en estos momentos un avispero en términos políticos... seguiremos informando.

Vía | Autobild.de