CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

7 MIN

Sebastian Vettel resucita en la noche de Singapur con la estrategia de Ferrari como gran aliada

Iván Fernández | 22 Sept 2019
sebastian-vettel-2019-f1-singapur-ferrari
sebastian-vettel-2019-f1-singapur-ferrari

Tras la sequía llegó la racha que se esperaba para Ferrari. Las mejoras traídas para uno de los circuitos considerados de máxima carga aerodinámica permitían finalmente a la escudería del cavallino completar el deseado doblete después de las dos victorias consecutivas de Charles Leclerc. Sebastian Vettel recuperaba la sonrisa con su 53ª victoria de su carrera deportiva en la Fórmula 1, mientras que su compañero de box terminaba con un más que visible enfado después de que la estrategia favoreciera en esta ocasión a su compañero.

Después de una serie de salidas muy limpias, aquí era los Renault los que protagonizarían los dos toques, siendo precisamente Nico Hülkenberg el que dañaba una de las ruedas de Carlos Sainz Jr., mientras que Daniel Ricciardo también impactaba con el Williams de George Russell. Las opciones del madrileño de conseguir un buen resultado se esfumaban, teniendo que parar en boxes nada más empezar la carrera y yendo a una estrategia completamente distinta sabedor de que había perdido 20 puntos de carga y que con 110 kg en el tanque la prueba ya estaba cuesta arriba.

A partir de ahí el Gran Premio se instalaba en un ritmo cansino, esperando a que llegara el momento de parar en boxes sabedores de que el compuesto blando utilizado en clasificación podía caerse rápidamente si se le sometía a mucho estrés. La cabeza de carrera rodaba significativamente lenta durante el primer tercio de carrera, algo que incluso permitía a Daniil Kvyat, Sergio Pérez y Nico Hülkenberg pasar por la tabla de las Vueltas rápidas.

Aquí le tocaba a Sebastian Vettel ganar. Después de hacer de gregario en Spa-Francorchamps, el piloto germano sería el primero en parar junto a Max Verstappen. Lo que parecía una forma de agitar el avispero y hacer que Lewis Hamilton empezara a mirar por los retrovisores para preocuparse por el Undercut, se convertía en un adelantamiento estratégico del germano a su compañero de equipo después de imprimir un ritmo brutal durante su vuelta de salida de boxes.

La parada de Vettel no era buena, pero su velocidad en esa vuelta era suficiente como para neutralizar la diferencia que le llevaban los dos primeros y ponerse por delante de ellos. Mientras que Lewis Hamilton se mantenía al frente (no pararía hasta la vuelta 27, siete más tarde que la realizada por Sebastian), era el tetracampeón el que se lanzaba a superar pilotos que todavía no habían decidido a entrar a cambiar sus neumáticos a la espera de la aparición del Safety Car.

Stroll, Ricciardo, Gasly, Giovinazzi... Vettel lo hacía fácil, mientras que Verstappen y Leclerc sufrían para gestionar ese tráfico que seguían rodando en la vuelta del líder. Siempre en el mismo sitio y de forma contundente, tanto que Pierre se encontraba con la presencia del teutón en el interior casi si darse cuenta, viéndose obligado a tomar la escapatoria exterior para evitar el toque con el que se convertía en el líder de carrera.

Tras su parada, Hamilton salía por delante de un Valtteri Bottas que era retenido desde el muro para dejar pasar a su jefe de filas, mientras que Alexander Albon ponía un pequeño borrón en su carrera cuando después de un trallazo tras los dos Mercedes, debía irse fuera en la primera chicane por fuera del pivote tras una gran rectificación. Con los pilotos sin parada nerviosos ante la ausencia del Coche de Seguridad prometido, la llegada de los hombres rápidos por detrás ponía la pólvora necesaria para que se empezaran a dar los incidentes en pista.

Primero era el impacto entre Antonio Giovinazzi y Daniel Ricciardo, un toque en la ya famosa curva siete que pinchaba el neumático trasero derecho del australiano y que llevaba finalmente a ambos a pasar por el Pit Lane por primera vez. Lo peor estaba por llegar. Romain Grosjean enviaba al muro a George Russell, provocando la salida del Safety Car después de unos segundos en los que Michael Masi tardó mucho en reaccionar ante la necesaria aparición de este elemento para retirar el coche del británico. Primer abandono de Williams este año y diferencias que se neutralizaban en cabeza, permitiendo a un enfadado Leclerc recortar la desventaja con su compañero de box.

El ganador de los últimos dos Grandes Premios pedía explicaciones por radio acerca de los motivos del Undercut realizado con Vettel, prometiendo hablarlo después de la carrera. Por su parte, Hamilton ya se encontraba tras Verstappen, con la sensación de que estaba perdiendo opciones con la aparición del Safety Car de poner al límite los neumáticos de los Ferrari. Los dos Racing Point caían en apenas una vuelta. Lance Stroll pinchaba, mientras que Checo Pérez se quedaba tirado en la vuelta 43. El canadiense seguía en carrera, sin embargo, el abandono del mexicano obligaba a desplegar el segundo Safety Car.

Con menos de 20 vueltas para el final, Leclerc apretaba al muro de Ferrari, pidiendo que además de tener la batería completa, también quería disponer del mapa motor más agresivo dejando entrever que podía atacar a Vettel. Desde el muro le pedían que llevara el “coche a casa”, pero Leclerc apuntillaba que no iba a “hacer nada estúpido”, pero creía que no era justa la situación. No ocurriría nada, con Sebastian lanzándose muy bien en la resalida, sin embargo, un tercer Safety Car después de que Kvyat se tirara desde muy lejos para adelantar a Kimi Räikkönen. El Alfa Romeo se quedaba con la dirección rota fuera de carrera.

Con Hamilton muy comedido y con los Ferrari decididos a conseguir su primer doblete desde el Gran Premio de Hungría de 2017 (primer victoria de Sebastian Vettel en más de un año), la emoción se ponía en las plazas traseras, con los HAAS sufriendo con los neumáticos y con un Carlos Sainz renacido escalando a la 12ª posición después de que el madrileño obtuviera el "Lucky Dog" y le permitieran desdoblarse en uno de los periodos de coche de seguridad. De nuevo desapercibido para la realización, Sainz se acercaba a Grosjean en los últimos giros, sin embargo no habría adelantamientos.

Tampoco por delante, terminando el Gran Premio de Singapur con doblete de Ferrari que consigue la tercera victoria consecutiva del año después de sus crisis de la primera mitad de temporada 2019. Tras ellos, Max Verstappen y los dos Mercedes terminaban en las cinco primeras posiciones, mientras que Alexander Albon se quedaba con la sexta posición por delante de Lando Norris, mientras que Pierre Gasly, Nico Hülkenberg y Antonio Giovinazzi conseguían los últimos puntos. Kevin Magnussen lograba la vuelta rápida al tener que parar para poner un neumático nuevo, pero al no terminar entre los 10 primeros se quedaba sin el punto extra. Carlos Sainz terminaba 12º después del pinchazo y favorecido por los Safety Cars.

Clasificación final del Gran Premio de Singapur 2019:

PosPilotoCocheTiempoLapsPitsGrid
1Sebastian Vettel GERFerrari6113
2Charles Leclerc MONFerrari+2.6416111
3Max Verstappen NEDRed Bull+3.8216114
4Lewis Hamilton GBRMercedes+4.6086112
5Valtteri Bottas FINMercedes+6.1196115
6Alexander Albon GBRRed Bull+11.6636116
7Lando Norris GBRMcLaren+14.7696119
8Pierre Gasly FRAToro Rosso+15.54761111
9Nico Hulkenberg GERRenault+16.7186128
10Antonio Giovinazzi ITAAlfa Romeo+17.85561210
11Romain Grosjean FRAHaas+35.43661217
12Carlos Sainz ESPMcLaren+35.9746127
13Lance Stroll CANRacing Point F1+36.41961316
14Daniel Ricciardo AUSRenault+37.66061120
15Daniil Kvyat RUSToro Rosso+38.17861214
16Robert Kubica POLWilliams+47.02461219
17Kevin Magnussen DENHaas+1:26.52261213
 Ret.Kimi Raikkonen FINAlfa RomeoDNF49112
 Ret.Sergio Perez MEXRacing Point F1DNF43115
 Ret.George Russell GBRWilliamsDNF34118