Skoda completó su particular Grand Slam en el Mundial de Rallyes

 |  @fernischumi  | 

Dos años después y Skoda sigue siendo imbatible. La apuesta de la firma checa por el WRC2 fue clara desde el primer momento, incluso tanto como para haberse ganado las críticas de otros equipos oficiales, entre ellos de la propia Peugeot Sport, la cual en voz de Bruno Famin llegó a decir hace unas semanas que su participación en la segunda categoría del Mundial estaba fuera del espíritu del campeonato.

Durante estos últimos 24 meses, ha quedado claro que la firma de Mlada Boleslav ha creído que el WRC2 era el lugar perfecto donde promocionar sus productos. Dos años después, incluso han reforzado su apuesta y tras quedase sin Esapekka Lappi, el cual todavía no tiene claro cuándo será su fecha de debut, se decidía reforzar con la presencia de Andreas Mikkelsen y su copiloto Anders Jaeger, pareja que ha dominado de forma más que contundente las citas de Monte-Carlo y Córcega.

La primera victoria no llegaría de forma inmediata. El debut en el Rally de Portugal de 2015 se saldó con un segundo puesto de Esapekka Lappi en la cita lusa, algo a lo que se sumaría un nuevo podio sólo unas semanas después, en Cerdeña. Habría que esperar hasta Polonia para encontrarnos la primera muesca en el revólver del Skoda Fabia R5, prueba que terminaba con un contundente doblete por parte de Lappi y Tidemand.

A partir de ese momento, el pequeño modelo checo se alzó con otras tres victorias, en manos de distintos pilotos y siempre con márgenes remarcables frente a la competencia. Incluso la llegada de pilotos privados como Teemu Suninen o Nicolás Fuchs propició que la formación de fábrica no se durmiera en los laureles. Tanto, que incluso Suninen llegó a poner contras las cuerdas a Lappi en su batalla por el título y terminó de empujar a Peugeot Sport al Campeonato de Europa de Rallyes.

Ahora, tras la disputa de las cuatro primeras citas del 2017, Skoda Motorsport ha cerrado el ciclo. El fabricante checo ha conseguido los triunfos en las tres últimas pruebas que le faltaban por tachar: Monte-Carlo, Suecia y Córcega. El objetivo ahora será el de mantener la racha, extendiendo esas cuatro victorias consecutivas esta temporada (siete si tenemos en cuenta la racha que mantienen desde el triunfo en el Rally de Catalunya 2016) al resto del calendario. Opciones sin duda no le faltan, más si siguen contando con los Kopecký, Tidemand y Mikkelsen.

¿Podrá alguien plantarle cara? Pues M-Sport lo intentará, por ahora con la presencia de Teemu Suninen y Eric Camilli al volante, al que tal vez se sume en el futuro Xevi Pons. En Portugal se espera que los coches oficiales contarán con la Evo2 del Ford Fiesta R5, la cual aportará mejoras mecánicas, un plus en su batalla con los Fabia.

Lee a continuación: El Mundial de Rallyes sigue a la espera de las nuevas reglas de juego para los R2