ESPACIOS
COMPETICI√ďN
Cerrar CERRAR

¬ŅUn Toyota Supra con motor Judd V10 de Le Mans? Adem√°s de realidad es una aut√©ntica locura

Seguro que no es la disciplina favorita de muchos de vosotros, pero el Drift nos ha dejado con el paso de los años algunos momentos estelares, así como máquinas únicas en las que se ha combinado lo mejor de cada mundo. Precisamente Ryan Tuerck ha sido uno de los culpables de que muchos hayan girado la cabeza al ver pasar sus monturas mientras desataban una gran nube de humo blanco proveniente de la fricción entre los neumáticos y el asfalto.

Durante años, el estadounidense nos ha dejado con alguna de sus creaciones más espectaculares, llegando incluso a adaptar el motor de un Ferrari 458 a su Toyota GT86 que nos dejó grandes momentos, pero que también rozó en más de un momento la tragedia. ¿Sacrilegio? Desde luego no es nada habitual si tenemos en cuenta que lo habitual es que el 2JZ de Toyota sea el Swap de motor más convencional debido a su versatilidad ya que es uno de los bloques que mejor asume las disparatadas cifras de potencia que se necesitan en las principales competiciones de derrape-

Ahora que el GT4586 hace tiempo que quedó atrás, Tuerck ha estado trabajando durante el último año su gran creación: un Toyota Supra A90 de nueva generación que equipa ni más ni menos que un motor Judd GV4L V10 de 4.0 litros. Debemos recordar que la empresa fundada por John Judd y Jack Brabham en Rugby, Inglaterra, se convirtió durante años en uno de los motoristas de altas prestaciones más conocidos y ahora, en su nueva etapa bajo la nomenclatura Judd Power sigue construyendo motores tanto para competición como para encargos privados.

No es un Toyota Supra convencional gracias a la peculiar combinación de Judd V10 y diferencial trasero de Ford Explorer.

Sin ir más lejos, en las principales competiciones de Subidas de Montaña son un recurso muy común, siendo especialmente conocido el BMW 134 dd con propulsor V8 que utilizaba el desaparecido Georg Plasa. La versión V10 de 4.0 litros también se empleó a principios de siglo en competiciones de resistencia, propulsando a los principales LMP1, especialmente en las ALMS, sin embargo, con el tiempo, la aparición de las configuraciones de cinco litros y del 4.2 litros hizo que fuera cayendo en desuso en las carreras.

Lejos de desaparecer por completo, Judd siguió construyéndolo como opción para que los adinerados propietarios de un monoplaza de Fórmula 1 pudieran seguir rodando en circuito sin necesidad de arriesgar el motor original de su vehículo o sin tener que afrontar costosas reconstrucciones del bloque. Es por ello que en las competiciones de clásicos o en el BossGP se han convertido en un sonido característico y muy habitual.

De base son 750 CV y tal y como se ha podido ver en el proceso de construcción del Formula Supra de Tuerck, los ingenieros de TRD (Toyota Racing Development) han puesto a punto el motor para que se ajuste a las necesidades del Drift. El resultado pone los pelos de punta, ya que la mecánica come marchas del secuencial (seis velocidades Holinger) en un abrir y cerrar de ojos. Todo el proceso ha sido grabado en vídeo y publicado en el Vlog del canal de YouTube de Ryan, por lo que, si quieres ver todas las curiosidades, haces bien pasando por allí. Ahora queda por saber dónde utilizará Tuerck esta nueva joya.

Fotos | Ryan Tuerck (@taylorbrobbins)

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Marty Robertson (@martyrobertson)

Cargando...