Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Vídeos
Logo Icon

2 MIN

Lil Jon sufre en sus carnes lo que es volar con un Trophy Truck en las calles de Ensenada [Vídeo]

Echábamos de menos este tipo de vídeos. No se puede ocultar que estas producciones siempre van orientadas a llamar la atención y dar la visibilidad a las marcas que están detrás de ellas, sin embargo, algunas de esas maniobras nos dejan con la boca abierta, casi del mismo modo en que el séptimo arte, el cine, nos asombra con alguna de sus escenas. En el caso del automovilismo, no es de extrañar que las grandes superproducciones terminen echando mano de los pilotos profesionales para algunas de sus tomas más arriesgadas, del modo que hemos visto a Tanner Foust convertirse en Jason Bourne, Mark Higgins en James Bond o Rhys Millen subiendo de costado por el parking en la ya famosa escena del Nissan 350Z en Tokyo Drift.

Es por ello que siempre es espectacular ver la habilidad de los pilotos cuando las exigencias del guion así lo exigen y Toyo Tires se ha convertido en todo un especialista a la hora de mostrarnos escenas alternativas a las ya habituales Gymkhanas de Ken Block. Alan Ampudia ha sido el encargado de tomar el testigo de manos B.J. Baldwin y ser el nuevo responsable de representar al mundo de los Trophy Trucks en el último cortometraje del fabricante de neumáticos realizado en la Baja California. Y lo hace precisamente acompañado por uno de los protagonistas de la industria musical que más en boga se encuentra, Lil Jon, al que le ha tocado sufrir en sus carnes de lo que son capaces este tipo de prototipos todoterreno con su potencia desmedida y sus grandes recorridos de suspensiones.

¿Lo habrá disfrutado? Eso nunca lo sabremos realmente, pero lo cierto es que ver al Trophy Truck volando en las calles de Ensenada es una de esas imágenes para guardar en la retina, especialmente porque Ampudia no consigue prácticamente en ningún momento equilibrar el salto y el morro termina cayendo una y otra vez con el inevitable desenlace que se podrá ver al final del vídeo en las tomas falsas. Seguramente todo ello se deba a una configuración de suspensiones más rígida y apropiada para derrapar sobre el asfalto evitando bamboleos sobre superficies duras, algo que impide que en los despegues el eje trasero estabilice el vuelo y que por tanto el truck termine aterrizando de morros en saltos largos.

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable