CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

2 MIN

Un envoltorio de sándwich es la explicación al fallo de frenos de Sergey Sirotkin

Iván Fernández | 27 Mar 2018
williams_martini_racing_f1_2018_gp_australia
williams_martini_racing_f1_2018_gp_australia

Sergey Sirotkin no tuvo un gran debut como piloto de Fórmula 1. El ruso afrontaba este fin de semana su primera carrera dentro de Williams, siendo el primero de los abandonos de una temporada 2018 que ya ha tenido su primer momento una buena dosis de dramatismo. Más de uno se echó las manos a la cabeza dentro del equipo de Grove cuando tras sólo 5 vueltas veía en pantalla como el monoplaza se detenía. Problema de frenos apuntaba Sirotkin a través de la radio, sin embargo, la razón que llevó a este fallo fue incluso más curiosa.

Después de la pertinente investigación, Williams ha apuntado que lo que propició dicho fallo mecánico y, por tanto, el abandono de Sergey, fue un envoltorio de sándwich, el cual se había colado en el conducto del freno trasero derecho y dejaba sin potencia de frenado al piloto de Williams que afortunadamente podía tomar la escapatoria de la curva 13 sin chocar contra ninguno de los muros.

No vas a creer lo que pasó. Había una bolsa de sándwich de plástico que entró en el conducto de freno trasero derecho. Eso causó un sobrecalentamiento masivo, que causó picos de temperatura masivos y destruyó todos los frenos. Perdí el pedal por completo. Fue una suerte que no hubiera pared allí, por lo que el automóvil todavía está en una sola pieza.

Aunque Paddy Lowe dice que todavía no se ha concretado el tipo de envoltorio del que se trataba, dice que no hay duda de que el abandono se produjo por un sobrecalentamiento masivo que finalmente llevó a que los conductos de freno se derritieran y que se hubiera el pedal del freno.

Tenemos que hacer algunos análisis forenses sobre eso, pero tenemos residuos de lo que parece una bolsa de plástico derretida. Lance en realidad dijo que vio algunas bolsas de plástico en la curva 1 muy temprano en la carrera. Medimos las temperaturas del disco y es allí donde vemos que de repente empiezan a dispararse, exactamente en esa parte del circuito, por lo que también corrobora.