CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

Un Fernando Alonso "animal" se queda a las puertas de la Q3

Àlex Garcia | 8 Abr 2017
Fernando Alonso GP China 2017
Fernando Alonso GP China 2017

Una de las historias de los últimos años en la Fórmula 1 ha sido la de ver a Fernando Alonso sufriendo con un McLaren-Honda que no ha estado nunca a la altura de las circunstancias. De luchar por podios y victorias con Ferrari se pasaba a los puntos en el mejor de los días en el equipo de Woking y a pesar de la mejora de 2016, este 2017 las cosas vuelven a ir a peor. En la sesión clasificatoria del Gran Premio de China disputada hoy, Fernando Alonso ha "pilotado como un animal" -palabras suyas en la radio- para quedarse a las puertas de la Q3 en décimo tercera posición.

La Q1 mostró seguramente al mejor Fernando Alonso del fin de semana con una vuelta excelente que le situaba inicialmente en octava posición. Finalmente su registro le permitió ser décimo en la primera parte de la sesión clasificatoria y aunque está claro que el accidente de Antonio Giovinazzi le ayudó a no perder más posiciones en los últimos momentos, no hay duda de que no habría caído eliminado, algo que sí le sucedió a un Stoffel Vandoorne que ocupará mañana la décimo sexta posición en parrilla de salida, de nuevo por detrás del bicampeón asturiano.

El baño de realidad -o simplemente la vuelta a lo que el McLaren MCL32 puede hacer con su rendimiento actual- llegó en una complicada Q2 con muchos rivales en poco espacio y a pesar de una nueva vuelta que le dejó durante buena parte de la sesión en undécima posición, simplemente no fue posible mantenerse tan arriba y apuntar a la Q3 en el último momento. A pesar de todo, una vez más el español mostró el motivo por el que es considerado como uno de los mejores pilotos de la parrilla a pesar de no haberse subido a un podio en la categoría reina desde 2014.

Finalmente fueron "sólo" tres décimas que dejaron a Alonso fuera de la Q3 aunque con sensaciones que siguen manteniendo su reputación tan arriba como siempre, y es que si lograr resultados no es posible, por lo menos el hecho de mantener el convencimiento global de que no ha perdido ni un ápice de velocidad es un pequeño premio de consolación. Mañana partirá desde la décimo tercera posición. El clima el día de la carrera puede ser clave y aunque parezca una locura, no es imposible pensar en los puntos si llueve y la potencia deja de ser tan importante. Sólo queda esperar...