Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

3 MIN

Williams sufre de fiabilidad en los test de Barcelona

El equipo Williams ha comenzado la pretemporada con altibajos. Pese a que han conseguido mejorar mucho sus tiempos con respecto al año pasado, señal de que han podido solucionar los problemas de 2019 que les mantuvieron al fondo de la parrilla durante toda la temporada, han sufrido problemas de fiabilidad en su unidad de potencia Mercedes. Dos problemas en la primera semana, una fuga de aceite en el MGU-H el jueves y un fallo en un sensor el viernes, limitaron sus kilómetros en pista. De nuevo una fuga de aceite en la primera jornada de la segunda semana hace que salten las alarmas en el equipo y que haya un ambiente de frustración, según Claire Williams.

Hemos tenido unos cuantos problemas con el motor, que han sido un poco frustrantes. El de hoy [jornada del miércoles de la segunda semana] fue el tercero y nos ha costado mucho tiempo en pista. Supongo que es algo que puede pasar en los test y creo que al menos no es un problema de diseño del coche. Aparte de eso, ha ido bien. Estamos cumpliendo nuestro programa pese a que no estamos teniendo todos los kilómetros deseados. Estaría más contenta si hubiéramos podido rodar más.

Dos días clave para llegar en plena forma a Melbourne

Sin haber podido completar todo su programa de test, el equipo afronta ahora dos días clave en el desarrollo de la temporada. Teniendo claro que los problemas no son de diseño de su FW43 y que vienen más por parte de Mercedes, esperan poder acumular el máximo de kilómetros posibles con George Russell y Nicholas Latiffi, sus pilotos titulares para este 2020.

Aun así está bien. Todo el mundo está un poco frustrado porque no hemos podido rodar todo lo que esperábamos. Cuando pierdes kilómetros en los test pasa esto, porque significa que no puedes prepararte como querrías para llegar a Melbourne. Tienes que sacrificar partes de tu programa a favor de otras. Obviamente nos hubiera gustado poder hacer todo lo planeado, pero esto es así. Esperamos que no tengamos más problemas durante esta semana y los últimos dos días podamos acumular el máximo de kilómetros con George y Nicholas para afinar el coche lo máximo posible para Melbourne.

Después de un año 2019 muy frustrante para el equipo, donde estuvieron en todo momento descolgados del resto de la parrilla, esperan este año estar en un estado de forma mucho mejor, e incluso sueñan con luchar por entrar en Q2 en varias ocasiones.

Vía | Racer.com

George Russell, uno de los jóvenes pilotos británicos más promisorios de las recientes generaciones, llega a la Fórmula 1 con 21 años de edad. Precedido de sobresalientes credenciales, además del aval de formar parte de la plantilla Mercedes AMG.

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable