Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
WRC
Logo Icon

4 MIN

Un World Rally Car para el día a día. Este Subaru Impreza ex-oficial se pasea por Japón [Vídeo]

Subaru siempre ha sido una marca que ha supuesto un objeto de deseo para todos aquellos aficionados a la competición y, en especial, de los que destilaban un profundo amor por el mundo de los rallyes, llegando incluso a polarizar las cunetas entre aquellos que se vestían con el azul y las estrellas de la firma, o los que lo hacían con el rojo y los diamantes de Mitsubishi. El amor de muchos de esos incondicionales aficionados a la marca ha llevado en muchas ocasiones a que estos se plantearan modificar sus vehículos de calle para lograr lo máximo posible la apariencia de los World Rally Cars o de los Grupo A, en otros casos, se ha llegado incluso más lejos, hasta el punto de comprar una unidad ex-oficial para utilizarla por la calle.

En el pasado ya hemos visto que en Japón algunos Grupo C o en la propia Mónaco (hace no mucho en Madrid rodó un Porsche 917 LM 'descafeinado') o vehículos de competición han recibido el salvoconducto por parte de las autoridades de tráfico del país para poder circular en tráfico abierto siempre que se amoldaran a una serie de requisitos. En el caso de adaptar un WRC siempre será más sencillo, ya que tal y como recordamos el pasado mes de febrero, este tipo de vehículos deben cumplir con la normativa de circulación, algo que les permite por tanto circular a través de los enlaces entre tramos.

Un Subaru de carreras para el día a día:

Junya Matsushita vio la oportunidad de adquirir un Subaru Impreza S4 WRC '98 después de que este dejara de competir hace más de una década. Concretamente se trataba de la unidad con la placa R30 WRC, el chasis #31 que salió de Prodrive y que sin ir más lejos competiría en el Mundial junto a Juha Kankkunen, en este caso en el año 1998 dentro del Rally de Nueva Zelanda. Tras el accidente sufrido por el finlandés en la prueba oceánica, dicho Impreza pasaría a realizar las tareas de mula de pruebas, pasando ya al mercado solo unos meses más tarde y siendo adquirido por el piloto luso, Vitor Sá.

Viajaría un poco antes de recalar en el país del sol naciente, entre otras cosas también compitió en las islas británicas y en los Países Bajos, aunque ahora ya en manos de su nuevo dueño tiene una vida mucho más reposada, cumpliendo como coche para el día a día de un Matsushita que dejaba atrás su ‘convencional’ Impreza 22B para terminar poniéndose al volante de todo un WRC. ¿Hay algo de trampa? Pues lo cierto es que sí, ya que si bien el chasis es el de un vehículo oficial, manteniéndose además algunos de los elementos del habitáculo, el motor no es uno de los prototipos originales, empleando en este caso lo que parece el tren motriz al completo del Subari Impreza GDB, lo que hace que el sonido cambie por completo y que sin duda le habrá ayudado en materia de mantenimiento.

Aun así, barato seguramente no le ha salido, no solo por la compra de la unidad, sino porque también ha terminado situando el volante a la derecha y realizando una serie de adaptaciones obligado por la falta de repuestos originales. El vídeo, de JDM Masters refleja a la perfección todo el proceso y detalles de este Subaru y su nueva etapa lejos de los tramos. Muy completo, muy apasionado y con la deferencia de que lo podamos entender en inglés.

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable