A pesar de la historia de Lamborghini como una marca con coches deportivos del más alto nivel casi siempre al lado de otras como Ferrari o Porsche, su historia en competición es limitada. Su fundador, Ferruccio Lamborghini, tenía un punto de vista opuesto al de Enzo Ferrari. Mientras que Ferrari fabricaba coches de calle para financiar la competición, Lamborghini declaró que nunca habría un equipo de fábrica de su marca en competición por lo que curiosamente, repasar los coches de carrera de la marca parece, en cierta forma, ir en contra de los principios de esta.

Continuar leyendo »