Empujado por cuatro personas después de ver un vídeo en el que se mostraba cómo ha sido la preparación física de Lando Norris y Carlos Sainz durante los últimos meses. Así hacía acto de aparición el McLaren MCL35 sobre el escenario en Woking, sin números circenses o una orquesta, pero sí con música electrónica y juegos de luces en lo que ha sido un show muy directo y con muy pocas esperas. La escudería británica está decidida a seguir dando pasos adelante y lo que ha transmitido con su presentación es que no quieren perder demasiado tiempo en la transición que les pueda llevar a la lucha por las victorias.

Continuar leyendo »