Así es como la DGT indica que debes circular por las rotondas: por qué quizás lo estés haciendo mal (vídeo)

Cuánta pedagogía será necesaria para que, de una vez por todas, circulemos correctamente por las rotondas. Con insistencia, la DGT recuerda cómo circular por las rotondas y por qué quizás lo estés haciendo mal. Pero, a pesar de todo, día sí, día también, es fácil comprobar cómo muchos conductores siguen circulando incorrectamente por las rotondas. Las normas sobre la circulación en rotondas son muy claras, y sencillas de comprender, y basta con tres reglas fundamentales para hacerlo bien. Por otro lado, conducir incorrectamente en una rotonda tiene multa. Aún así, siempre resulta mucho más ilustrativo verlo en una representación gráfica, en un vídeo sobre circular en rotondas.

 

La DGT y las normas para circular en rotondas

  • Como regla general, la prioridad de paso es de los vehículos que circulan por la rotonda. Los que intenten acceder a ella han de ceder el paso.
  • En una rotonda hemos de señalizar, utilizando los intermitentes, cualquier cambio de carril, y cuando vayamos a salir de ella. No se señaliza, por ejemplo, con el intermitente izquierdo, cuando entremos en una rotonda y nuestro objetivo sea tomar una salida a la izquierda, o la última salida.
  • Siempre. E insistimos diciéndolo, siempre saldremos de la rotonda desde el carril exterior, desde el carril derecho. No podemos cruzar uno o varios carriles para salir, desde los carriles interiores.

 

Los errores más comunes en las rotondas

Los dos errores más habituales en una rotonda nos pueden llevar a situaciones de peligro. El primero, y muy habitual, cruzar en línea recta una rotonda. El segundo, salir desde un carril interior. Insistimos, siempre hemos de salir desde el carril de exterior y señalizar cualquier cambio de carril.

Entre otros consejos, lo mejor para circular por una rotonda de varios carriles, es imaginar que esta es una autovía enrollada, en forma de circunferencia. Si jamás tomarías la salida de una autovía desde el carril izquierdo, tampoco deberías hacerlo en una rotonda. Igualmente, la norma general, independientemente de la salida que vayamos a tomar, es que circulemos por el carril derecho, por el carril exterior. Los carriles interiores, por supuesto, se pueden utilizar. Pero Tráfico solo aconseja su uso cuando el carril exterior esté muy congestionado y cuando queramos tomar la última salida y sea aconsejable para facilitar la circulación de otros coches por el carril exterior.

Más consejos. En las rotondas hemos de facilitar el paso de vehículos de gran tonelaje, autobuses, y camiones, puesto que por sus dimensiones es posible que requieran ocupar más de un carril. Por último, los ciclistas en grupo, en pelotón, se consideran una unidad, como si fueran un único vehículo. En el momento en que el primer ciclista de un grupo compacto accede a una rotonda, se considera que todos ellos han accedido a la rotonda, y por lo tanto se aplicarían a todos ellos las normas de prioridad.

 

¿Qué multa tiene hacer mal una rotonda?

Al tratarse de una infracción del Reglamento de Circulación, la DGT tiene previstas multas por hacer mal una rotonda. La multa por hacer mal una rotonda es de 200 euros, por incumplir el artículo 74 del Reglamento General de Circulación.

Más guías sobre la normativa de la DGT

- ¿Cuál es la multa por hacer mal una rotonda?
- ¿Cuál es la multa por conducir por el carril izquierdo?
- ¿Cuánto tiempo tarda en llegar una multa?
- Así funcionan los drones de la DGT: todo lo que sdabemos

Ver todos los comentarios 0