CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos

4 MIN

El "swap" de baterías que revolucionará el coche eléctrico en Europa, adiós al miedo a quedarte sin batería

David Villarreal | @davidvillarreal | 1 Ago 2022
Nio Swap Baterias Europa Estacion
Nio Swap Baterias Europa Estacion

Los tiempos de carga de los eléctricos y las posibles limitaciones que estos imponen, necesariamente, en escenarios como el de los viajes de larga distancia, siguen siendo uno de los factores que más incertidumbre y dudas generan en aquellos que se plantean dar el salto al vehículo eléctrico. ¿Pero y si hubiera una tecnología, probada, y eficaz, para disponer de una batería completamente cargada en unos minutos?

El swap de baterías está cada vez más cerca de Europa, proponiendo una solución para acabar con el temor a quedarte sin batería en tu coche eléctrico.

La compañía shanghainesa NIO se ha propuesto instalar una red de swap, de intercambio rápido de baterías, en Europa. Y su experiencia en China les avala. Y tal y como veremos a continuación no estamos ante una tecnología de ciencia ficción, sino ante una propuesta de uso del vehículo eléctrico y un modelo de negocio satisfactoria.

Las estaciones de "swap" de baterías permiten cambiar automáticamente la batería de un coche, por otra completamente cargada, el tiempo de sustitución en las estaciones de NIO es inferior a 5 minutos

¿En qué consiste el swap de baterías?

El swap o, mejor dicho, el intercambio de baterías de coches eléctricos se basa en el empleo de estaciones que incorporan un sistema automatizado para extraer la batería de un coche y sustituirla por una batería completa. Para conseguirlo, se requiere de vehículos que hayan sido diseñados para poder extraer e intercambiar sus packs de baterías, rápidamente, con un sistema automatizado y, por supuesto, de las estaciones que sean capaces de realizar esta operación con seguridad y en un tiempo razonable.

NIO se refiere a su estrategia como Battery as a Service, o batería como servicio. El propietario del vehículo no dispone de la propiedad de la batería, sino de una suscripción para utilizarla. Y en cualquier momento puede acceder a una recarga de intercambio de baterías para sustituir la batería de su coche por otra completamente cargada. El tiempo que tarda en cambiarse una batería en una estación de swap, por otra completamente cargada, es inferior a los 5 minutos.

Su red de swap de baterías en China ya dispone de 1.011 estaciones de intercambio de baterías y ha realizado cerca de 10 millones de operaciones. NIO se ha propuesto instalar más de 4.000 estaciones de intercambio de baterías en todo el mundo y ese pretende ser uno de sus principales atractivos para acelerar su implantación en Europa.

NIO ya ha realizado cerca de 10 millones de cambios de baterías en China, donde dispone de 1.011 estaciones de "swap", que también llegarán a Europa - y estarán producidas en Europa - para llegar a 4.000 estaciones en todo el mundo

La red de swap de baterías de NIO en Europa

En septiembre está previsto el inicio de la producción de NIO en su primera fábrica fuera de China, que estará en Europa, cerca de Pest - sí, la parte oriental de Budapest - en Hungría (Europe Autonews). La nueva fábrica de NIO en Europa se encargará, sobre todo, del desarrollo y la producción de sistemas de energía, incluidas las estaciones de intercambio de baterías que se instalarán en Europa.

Estaciones de swap de baterías producidas en Europa, para Europa. Y no solo eso. NIO ya ha establecido acuerdos con la compañía de productos petroliferos Shell para instalar sus estaciones de intercambio de baterías y, a su vez, que la red de cargadores rápidos de las estaciones de servicio Shell esté a disposición de los clientes de NIO.

En el pasado, compañías como Better Place y Renault, con su acuerdo en 2007, intentaron proponer estaciones de intercambio de baterías en Israel y Dinamarca, en un proyecto que finalmente fracasó. ¿Se adelantaron a una tecnología que era demasiado avanzada para el estado de implantación del vehículo eléctrico? ¿Conseguirá NIO que su estrategia de swap de baterías y baterías como servicio triunfe en Europa?