comscore
MENÚ
Diariomotor

4 MIN

¿Qué ocurre si circulo con la ITV caducada? ¿Y si ya tengo cita previa?

itv-inspeccion-1117-02

Todo coche con más de cuatro años - o incluso antes si ha sufrido cambios administrativos o reformas - debe someterse a las inspecciones de la ITV. Unas inspecciones que nos traen de cabeza en muchas ocasiones, aunque sea sencillo hacer una inspección pre-ITV al coche por nosotros mismos. Superar la ITV es obligatorio si queremos circular libremente con nuestro coche, ¿pero qué ocurre si circulo con la ITV caducada? ¿A qué sanción me expongo? ¿Y si circulo con la ITV caducada pero puedo demostrar que tengo cita para pasar la ITV?

Multas por circular con la ITV caducada

Vaya por delante, circular por las carreteras públicas con nuestro coche, si tenemos la ITV caducada, implica cometer una irregularidad. Estamos obligados por ley a inspeccionar nuestro coche en su debido plazo (ver artículo: cuándo tengo que pasar la ITV). Si circulamos con la ITV caducada, cualquier agente de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado con competencias de tráfico - ya sea la Guardia Civil o un policía local - podría multarnos. La multa es de 200 euros, y no acarrea pérdida de puntos. Existe posibilidad de descuento por pronto pago.

Si circulamos con la ITV caducada, nos exponemos a ser multados. Incluso si el coche está aparcado en la vía pública.

En la pegatina de la ITV, que debemos llevar colocada obligatoriamente en la esquina superior izquierda del parabrisas, se nos dirá cuando hemos de pasar la inspección obligatoria. En algunas Comunidades Autónomas indica el día preciso en que caduca, mientras que en otras sólo el mes. No obstante, la fecha precisa debe estar indicada en la ficha técnica del coche. Cabe recordar, que de forma telemática, cualquier agente puede consultar si nuestro coche tiene efectivamente la ITV caducada, a través de bases de datos de la DGT.

Esto no es todo. Podemos ser multados si hemos aparcado el coche en la vía pública y tiene la ITV caducada. Igualmente, la DGT cuenta con cámaras en algunas vías rápidas y grandes ciudades que leen las matrículas de todos los coches, cotejando que tengan sus obligaciones al día. Es decir, pueden saber si tienes un seguro obligatorio en vigor, o si circulas con la ITV caducada. Si hemos ido a la ITV pero no hemos superado de forma satisfactoria la inspección (ITV desfavorable), la multa en cuestión también asciende a 200 euros, sin pérdida de puntos.

La multa por circular con una ITV negativa es de 500 euros, no tiene descuento por pronto pago y nuestro vehículo será inmovilizado.

Aunque estas multas no implican que nuestro coche sea inmovilizado, el agente tiene la potestad de requisar nuestro permiso de circulación, sustituyéndolo por un volante oficial en el que se nos obliga a inspeccionar el coche en un plazo de 10 días. No conviene incumplir este plazo, ya que nos expondremos a más sanciones e incluso a que el vehículo sea propuesto para su baja, de oficio. Es un mar burocrático en el que no queremos entrar, decididamente. Ahora bien, ¿qué ocurre si ya tenemos cita para pasar la ITV pero circulamos con ella caducada?

¿Y si tengo ya cita para pasar la ITV?

Técnicamente, estaremos circulando con la ITV caducada, y por tanto, podremos ser multados por la autoridad pertinente. Ahora bien, es posible que el agente sea comprensivo y nos evite la sanción, aunque tenga razones para multarnos con la ley en la mano. En ciertas provincias existen grandes listas de espera en las ITV, por lo que aconsejamos pedir cita con mucha antelación para la inspección. Esto nos permite tener el coche a punto, con el objetivo de superar la inspección sin problemas, y no encontrarnos en una situación irregular.

Aunque nuestra ITV haya caducado hace un día y tengamos cita previa, podemos ser multados.