¿Cuándo le tengo que pasar la ITV a mi coche?

 |  @HerraizM  | 

La Inspección Técnica de Vehículos, más conocida por sus siglas, ITV, es un examen obligatorio del estado técnico de nuestro vehículo que tiene como objetivo prevenir problemas de seguridad derivados del mal estado de algún componente, asegurar la buena condición general de la mecánica de nuestro coche, proteger el medio ambiente revisando el nivel de emisiones contaminantes del motor y en definitiva certificar a través del ente correspondiente, una estación de ITV, que nuestro vehículo cumple con las exigencias legales correspondientes, pero, ¿cuándo le tengo que pasar la ITV a mi coche?

¿Cuándo le tengo que pasar la ITV a mi coche?

Si tu coche es nuevo y acaba de ser matriculado la primera ITV se pasará a los 4 años y tras esta primera ITV y hasta que el coche cumpla 10 años se pasarán cada 2 años. Por lo tanto la segunda ITV, excepciones al margen, la pasarás al 6º año y la tercera al 8º año.

Hay tres factores para determinar si tu vehículo tiene que pasar la ITV, su tipo (moto, coche, furgoneta…), su edad y su función (turismos convencionales, vehículos mixtos, vehículos especiales…)

A partir del 10º año de la primera matriculación del coche, que se puede consultar en el Permiso de Circulación del coche, la ITV se debe pasar cada año. Esta medida tiene como objetivo que los coches con más años estén más vigilados dado que su estado, dada su edad, puede estar más deteriorado.

Si tienes una moto o una furgoneta los plazos son diferentes

Estos plazos de revisión no son aplicables a otro tipo de vehículos, son sólo para coches, por lo que si tienes un ciclomotor, una moto, una furgoneta o un camión tendrás otros plazos para pasar la ITV.

¿Qué documentación necesito para ir a pasar la ITV?

Al acudir a pasar la ITV de tu vehículo debes tener en cuenta que necesitarás el Permiso de Circulación de tu coche y la Tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos.

¿Qué ocurre si mi coche no supera la ITV?

Al pasar la ITV a nuestro coche podemos encontrarnos con tres resultados, con la inspección favorable, la ITV desfavorable o la ITV negativa, ¿qué significa esto?

Con la inspección favorable el resultado es obvio, el coche ha superado la inspección, te darán la pegatina correspondiente que te recuerda cuando tienes que pasar la próxima inspección y te sellarán la tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos con el resultado favorable. En el caso de que resulte desfavorable tienes un plazo fijado por la comunidad autónoma para arreglarel fallo que haya propiciado este resultado y tendrás que volver a la misma estación de ITV para comprobar que efectivamente el problema se ha subsanado.

Con la ITV desfavorable sólo se puede conducir de la ITV al taller para subsanar los problemas señalados en la ITV y para volver del taller a la ITV. En el caso de que no vuelvas a la ITV en el plazo advertido por la estación te puedes enfrentar a que la ITV se ponga en contacto con la Jefatura de Tráfico y que estos den de baja el vehículo.

Con la ITV negativa no podrás conducir el coche ni siquiera hasta el taller y tendrás que desplazarlo en grúa.

También hay ITV excepcionales

Además de estas ITV periódicas hay otras ITV que son excepcionales, como cuando realizamos una reforma de importancia en nuestro coche o cuando precisamos de un duplicado de la tarjeta de ITV, incluso si así lo queremos podemos pasar una ITV voluntaria para saber el estado de nuestro vehículo.

Estas ITV excepcionales tienen la misma validez y los mismos efectos que la ITV periódica, pero hay más y es que si tu coche ha sufrido un accidente que haya causado daños importantes en los elementos de seguridad o en el chasis del vehículo también deberá pasar una ITV para vehículos accidentados una vez haya sido reparado.

¿Qué ocurre si mi coche no tiene la ITV en vigor?

Si la Guardia Civil o la policía detecta que tu coche no tiene la ITV en vigor puede inmovilizar el vehículo y serás multado. Si la ITV está caducada la multa será de 200 euros, la misma cuantía que tendrás que pagar si la ITV ha sido desfavorable en la última revisión y continúas conduciéndolo y de 500 euros si conduces el coche cuando el resultado de la ITV ha sido negativo por defectos muy graves. Además en caso de accidente tu aseguradora puede no cubrir ciertos daños.

Lee a continuación: 10 motivos por los que tu coche podría quedar inmovilizado por los agentes de Tráfico

Ver todos los comentarios 0