Breve historia del Renault Clio: 26 años del Clio, en 26 imágenes

 |  @davidvillarreal  | 

Un repaso a la historia de uno de los turismos más populares, conocidos, e importantes en Europa. El Renault Clio francés.

Más de 13 millones de Renault Clio han pululado por el mundo. Se dice rápido. El Renault Clio ya goza de una historia dilatada, de un cuarto de siglo al pie del cañón. Una historia de cuatro generaciones de Renault Clio, numerosos premios, cifras de ventas espectaculares, y sobre todo anécdotas vividas por aquellos que hemos tenido ocasión de ligar viajes y experiencias al utilitario francés. Dice Renault que su nombre, Clio, procede etimológicamente de la mitología griega, y Kleio, la musa de la historia y la poesía heroica. Dicho lo cual, nadie podrá negar que el Renault Clio ha sido participe de su propia historia, y de la historia del automóvil en Europa.

El heredero del Renault 5. El Renault Clio nació como el sucesor natural, y moderno, del antiguo Renault 5. Buscaba ser un coche atractivo, pero sobre todo práctico y versátil, manteniéndose en unas dimensiones muy lógicas y razonables.

El tamaño justo. El primer Renault Clio no era, con 3,70 metros, mucho más largo que un Renault 5. Hoy supera los 4 metros de longitud.

El Renault Clio Baccara. Aún siendo modesto, el Renault Clio no tardó en recibir versiones “pijas”, como la Baccara. Aquel Clio equipaba asientos de piel, e inserciones de madera.

Tecnología. El que fuera Coche del Año de 1991, contaría con ABS, climatizador, caja de cambios automática opcional, alarma, dirección asistida, y retrovisores exteriores eléctricos y calefactados.

Renault Clio Williams. Siempre quedará en nuestro recuerdo aquella versión deportiva con músculo, un capó abultado, carrocería azul, llantas doradas, y sabor a competición, el Renault Clio Williams.

La segunda generación del Renault Clio. El Clio comenzó a crecer, 7 centímetros para más señas.

El Renault Clio y la seguridad.Y aterrizó una segunda generación que incorporaba airbags frontales y laterales, y frenos ABS de serie. Dice Renault que su obsesión por la seguridad comenzó en aquellos años.

El ahorro de peso. En su afán por hacer de este un coche ligero, el segundo Renault Clio llegó a emplear aluminio en el capó de algunas versiones y plástico en las aletas.

El Renault Clio Renault Sport. En aquellos días el Renault Clio también volvió a engalanarse, recibió sus pinturas de guerra y llegó a los concesionarios bajo la coletilla RS, de Renault Sport.

El Renault Clio V6. Incluso vivimos acontecimientos tan impresionantes como la llegada de un Renault Clio V6 en 2001. Una creación soberbia, que transformó al Clio en un deportivo de altos vuelos eliminando los asientos traseros, instalando un motor V6 de 230 CV en posición central y ensanchando su carrocería, al más puro estilo del Renault 5 Turbo “culo gordo”. Con motor central, y biplaza, era básicamente como un Ferrari, pero con la potencia justa, y el cuerpo de un Renault Clio.

Más información sobre el Renault Clio V6.

El Renault Clio Campus. Con la llegada de la tercera generación del Renault Clio en 2005 se produjo un acontecimiento interesante, Renault decidió mantener una versión de la antigua generación en los concesionarios, más económica, y bajo la denominación Clio Campus.

La madurez del Renault Clio. Para entonces, el Renault Clio ya había crecido hasta los 3,99 metros y podía equipar elementos innovadores, que hoy en día ya no nos sorprenden tanto, como el manos libres Bluetooth, el GPS, el control de crucero, y hasta ocho airbags.

Los años de la Fórmula 1. Aquel Renault Clio fue testigo mudo de las victorias del equipo Renault en la Fórmula 1, y de Fernando Alonso.

Renault Clio Renault Sport.De ahí que no faltase su correspondiente versión deportiva, Renault Sport, manual, y con motor atmosférico de 16 válvulas.

Renault Clio F1 TEAM R27. Ni tan siquiera faltaron ediciones especiales limitadas, en homenaje a sus hazañas en la Fórmula 1.

Renault Clio 2 V6 y Renault Clio 3 Renault Sport posando, para la posteridad.

El Renault Clio de cuarta generación. En 2012 se produjo un gran cambio. Llegó un nuevo Clio, más grande, maduro y sólido, con solo cinco puertas, y con motores en los que el turbo, y la baja cilindrada, son los grandes protagonistas.

Renault Clio IV Renault Sport. Con esta cuarta generación, el Renault Clio R.S. también vivió el mayor cambio experimentado a lo largo de su historia. Solo se comercializaría con cinco puertas, y su motor atmosférico y cambio manual fueron sustituidos por un motor turbo y cambio automático de doble embrague, sin más alternativas posibles.

Renault Clio RS 16. La gran sorpresa llegaría estos días, con el Renault Clio R.S. 16, algo así como un Clio con el motor de un Mégane R.S. Trophy, con 275 CV de potencia, cambio manual y una puesta a punto muy radical. Es solo un prototipo, ¿pero podemos soñar con verlo en los concesionarios?

Más información del Renault Clio R.S. 16.

Lee a continuación: La idea de un Volkswagen Up! GTI vuelve a la carga

Ver todos los comentarios 6
  • X 2.0

    Es un producto, dentro de los utilitarios, uno de los mas cumplidores, yo tengo uno de 1997 y para sus 3,70 metros está bastante bien diseñado el espacio interior, así como el maletero.

  • AUTOMEX

    Buena reseña…

  • Clioemotion

    Yo tengo un clio III desde 2006 Gasolina y tan contento con el!

  • IronMetal

    Todavía me acuerdo del Clio 1.7S de carburación del ’92 que tuve… cómo chupaba

  • Jose

    Solo una puntualización, el clio 2 ya contaba con regulador de velocidad.

  • Arturo

    Tengo un clio rt del año 1997, motor 1.4, 8v energy, muy bueno el carro, me gustariá tener otro clio más moderno más adelante.