CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Renault

3 MIN

Renault Clio V6 Renault Sport (2001)

David Villarreal | @davidvillarreal | 29 Jun 2011
renault-clio-v6-0
renault-clio-v6-0

A lo largo de su historia Renault ha sido una de esas marcas que más ha apostado por sus automóviles deportivos, y concretamente por los situados en el segmento de los utilitarios y los compactos. Con el Renault 5 Turbo “culo gordo” en mente, no es casualidad que en 2001 decidiesen preparar uno de los vehículos de calle más radicales y extraordinarios de cuantos hayan fabricado hasta este preciso momento, el Renault Clio V6.

Su propio nombre ya nos remite a una de sus características más peculiares, un motor V6 de de 230 CV en posición trasera central. Mucha potencia para un deportivo tan pequeño como éste Renault Clio V6 y una disposición de motor que para empezar obligó a carecer de plazas traseras y prácticamente de maletero y convertirlo inexorablemente en un biplaza. Pero a fin de cuentas no era ni pretendía ser un deportivo práctico, sino una aproximación muy cercana de la competición (concretamente de los Clio Trophy) a un deportivo con homologación de calle basado en el propio Renault Clio.

El motor V6 de 2.946 cm3 del Renault Clio V6 estaba asociado a un cambio manual de 6 velocidades. Su carrocería y sus suspensiones estaban rebajadas, así como las vías estaban ensanchadas considerablemente respecto a cualquier otro Renault Clio. Su consumo superior a los 12 litros/100 km impedía que la autonomía oficial superase los 480 km, lo que normalmente se traducía en pasar mucho tiempo en la gasolinera dado que un vehículo así motiva lo suficiente como para que su conductor rebase continuamente los consumos homologados.

Lo más peculiar de su carrocería estaba en las inmensas entradas de aire laterales para refrigerar el motor central V6. De hecho de la carrocería del Renault Clio normal y corriente (concretamente del 16 válvulas) apenas se aprovechó el capó delantero, el techo y el portón.

El tarado de la dirección del Renault Clio V6, extremadamente directa y de corto recorrido y un gran radio de giro, se convertía en un gigantesco handicap a la hora de moverse por la ciudad y realizar maniobras tan habituales como aparcar o movernos por el interior de un garaje. Defectos que se convertían en virtudes a la hora de moverse en carretera y circuito. En su día algunos criticaron incluso que se trataba de un deportivo complicado de conducir, sobretodo en condiciones difíciles como asfalto mojado, esto último se corrigió con la introducción en 2003 del Phase II.

El primer Renault Clio V6 se lanzaba al mercado español en 2001 con un precio de seis millones y medio de las antiguas pesetas, ya en 2003 era sustituido por el Phase II cuyo precio era de 42.000€. El Phase II además de los cambios estéticos introducía mejoras mecánicas que aumentaban su potencia hasta los 254 CV y le permitían hacer el 0 a 100 km/h en 6.0 segundos.

Hoy en día no sólo es difícil de conseguir por la escasa producción que tuvo y las pocas unidades que se comercializaron en España, sino también por tratarse de un coche capricho, además de clásico y vehículo de culto.

Fuente: Wikipedia | Km77 | Renault En Diariomotor: Renault Megane Coupé Trophy | Renault Clio Sport R3 Access

Vídeo destacado del Renault Clio