comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Deportivos

2 MIN

El nuevo BMW M5 estrena escape de Akrapovic y ahora es más potente, más ligero y suena mejor

Escape Akrapovic Bmw M5 2

Pensar en escapes para un coche implica que Akrapovic se aparezca, casi con total seguridad, por tu mente, con lujuriosos gorgoteos y obscenas detonaciones, no te faltan motivos para ello y claro, el nuevo BMW M5 no quería perder la oportunidad de contar en su zaga con un sistema de escape de la marca eslovena, dejándonos de paso con una potencia mayor, con menos peso, con más par y por supuesto con un sonido mejor.

Vídeo del sonido del BMW M5 con escapes Akrapovic

Gracias a este escape el BMW M5 tiene ahora 611 CV y 773 Nm de par

El nuevo sistema de escape de Akrapovic para el BMW M5 nos propone un aumento de potencia de 11 CV a 5.700 rpm, añadiendo a la ecuación un par adicional de 23 Nm disponibles a 2.300 rpm. Además este sistema de escape, desarrollado en titanio, resta al conjunto unos generosos 9.4 kg, algo casi más significativo que el aumento de par y de potencia.

Para poner en contexto esta cifras debemos recordar que el BMW M5 cuenta con un motor V8 de 4.4 litros de cubicaje que, debidamente turboalimentado, se alza hasta los 600 CV, poniendo a nuestra disposición un par de 750 Nm, cifras que tras recurrir a Akrapovic se alzarían hasta lo 611 CV y los 773 Nm, recordando además que el nuevo BMW M5 cuenta con tracción total y una transmisión automática.

Con el escape Akrapovic el BMW M5 es cerrca de 10 kg más ligero

Akrapovic además nos ofrece la posibilidad de equipar a nuestro BMW M5 con un difusor trasero, confeccionado en fibra de carbono, que reduce el peso del coche en 300 gramos y mejora la estética de la zaga, además de unas nuevas carcasas para los retrovisores de fibra de carbono, que participan en la dieta de adelgazamiento restando 100 gramos, un sistema de control remoto para regular el sonido del escape y unas colas de escape fabricadas en fibra de carbono.

¿Su precio? Akrapovic no lo ha anunciado todavía, aunque es fácil que terminemos sumando más de 6.000 euros a la factura de 136.700 euros del BMW M5, eso si no caemos en la tentanción de añadir unas cuantas piezas más de BMW M Performance.