Al volante del MINI Clubman John Cooper Works 2019: el MINI menos MINI es el más rápido de la historia

Daniel Valdivielso  |  @valdi92  | 
Mini Clubman Jcw Prueba

Tengo que reconocer que, a nivel personal, me encanta el MINI Clubman. Desde siempre. El que se ha convertido por derecho propio en el más original -y minoritario- de los modelos de MINI es también uno de los que atesora mayor personalidad tanto en su diseño como en su planteamiento, algo que queda patente también en la actualización MY19 del MINI Clubman JCW que ya hemos puesto a prueba. 

Desde que MINI fuese relanzada como marca en el año 2001, su trayectoria no ha hecho más que tomar un rumbo ascendente que nunca ha abandonado. Ya son tres las generaciones del MINI del S.XXI las que hemos conocido, cada una de ellas con su personalidad propia. Hablando de personalidad, el MINI Clubman es, sin lugar a dudas, todo un ejemplo de ello. 

El MINI Clubman tal y como lo conocemos llegó al mercado en el año 2009, ofreciendo a los potenciales clientes de la marca británica una alternativa dentro de MINI para aquellas personas que buscasen un vehículo más polivalente y práctico para el día a día. Su planteamiento, lejos de ceñirse a un MINI de 5 puertas, buscaba “algo más”. 

Su diseño no dejó indiferente a nadie: su frontal era prácticamente calcado al MINI de 3 puertas, pero su lateral, con una puerta en el lado del conductor y dos -de apertura suicida- en el lado del copiloto ya dejaba claro, junto con una trasera también con apertura doble, que el Clubman quería representar el concepto del MINI más rebelde. 

Un diseño exterior 100% MINI, menos en el tamaño 

El MINI Clubman 2019 es una actualización del MINI Clubman que se lanzó al mercado en 2015, un vehículo que ha crecido hasta superar los 4.2 metros de largo para convertirse en el MINI menos MINI del mercado. Su aspecto lo delata como miembro de la ilustre marca británica, pero sus dimensiones son más que generosas

En el caso del MINI Clubman JCW las modificaciones respecto al Clubman tradicional son variadas: ambos paragolpes son diferentes, mientras que la decoración exterior incluye elementos representativos como los logos en las aletas delanteras, el pertinente logo posterior, un sistema de escape con salidas de mayor tamaño y diferentes juegos de llantas de aleación con hasta 19 pulgadas de diámetro. 

Si nos fijamos detenidamente, el equipo de frenos nos dará una pista acerca de la magnitud de esta versión: los enormes discos de 360 mm del eje delantero están mordidos por unas enormes pinzas fijas de cuatro pistones. Por supuesto, el MINI Clubman JCW 2019 también incorpora todos los detalles del rediseño del Clubman: una nueva parrilla, nuevos faros delanteros y nuevos pilotos posteriores, con diseño interno renovado. 

Un interior con marcado acento deportivo 

El habitáculo del MINI Clubman JCW 2019 también ha sufrido cambios, aunque de menor magnitud: algunas tapicerías han modificado su aspecto, así como algunas molduras decorativas, que pueden tener nuevos motivos. Los asientos, pese a no ser visualmente muy deportivos, responden bien a las necesidades de agarre de sus ocupantes. 

La calidad percibida del MINI Clubman JCW 2019 es muy positiva: todo -o prácticamente todo- lo que alcanzamos a tocar con nuestras manos tiene un buen tacto, mientras que los efectos cromáticos de las molduras, la iluminación ambiental o los remates cromados ayudan a dar un mayor placer visual a la experiencia de viajar en el Clubman. 

Sigue siendo, por supuesto, un habitáculo válido para que cinco ocupantes viajen apretados o cuatro personas lo hagan de forma más o menos holgada, con una superficie acristalada que no es especialmente grande pero sí suficiente. El maletero conserva, como no puede ser de otra manera, su apertura con doble puerta partida, dando acceso a un hueco de 360 litros con unas formas muy aprovechables. 

Al volante del MINI Clubman JCW 2019: un kart a lo grande 

Hora de arrancar: accionando el curioso interruptor con el que cobra vida el motor 2.0 turbo del MINI Clubman JCW 2019 nos encontramos con un atractivo sonido que nos invita a ponernos rápidamente en marcha. 

El MINI Clubman JCW 2019 está animado por un nuevo motor 2.0 turbo de cuatro cilindros con inyección directa y turbocompresor de doble entrada (twinscroll) que desarrolla 306 CV y 450 NM de par. Se trata de cifras muy superiores a las de su antecesor, al que aventaja en casi 70 CV. Se asocia, únicamente, a una transmisión automática de convertidor de par con 8 relaciones. 

Para garantizar una correcta entrega de potencia, el MINI Clubman JCW 2019 se ofrece únicamente con el sistema de tracción integral All4 de la marca británica, que garantiza unos niveles de motricidad muy altos. Este conjunto mecánico es, de hecho, el mismo que ya encontramos en modelos como el BMW X2 M35i xDrive y que encontraremos en modelos de lanzamiento inminente como el BMW Serie 1 M35i xDrive. 

En la vida real el MINI Clubman JCW 2019 se comporta como un auténtico MINI en el sentido de que es rápido, ágil y de reacciones vivas, aunque es evidente que las dimensiones y el peso no es el mismo que el de un MINI Cooper S de 2002. Su funcionamiento es impecable, con un paso por curva rapidísimo y una dirección que sigue siendo muy agradable de utilizar. 

Sin embargo, éste MINI ya no es tan MINI como aparenta: con esta actualización, con este motor y con estas dimensiones el MINI Clubman JCW 2019 deja de lado su faceta más urbana, propia de las versiones “originales”, para pasar a ser el rival de modelos como el Audi S3 o el Volkswagen Golf R, ambos modelos con motores que rondan los 300 CV, tracción integral y carrocería compacta. 

Y es que el MINI Clubman JCW 2019 es un aparato muy serio: es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4.9 segundos, convirtiéndose en el MINI de serie más rápido de la historia, alcanzando también los 250 km/h de velocidad máxima, cifras impensables en un MINI hasta hace unos años. 

En conclusión: espíritu MINI en cada rincón

Si ponemos el broche final a esta primera toma de contacto no podemos dejar de hablar del precio del MINI Clubman JCW 2019, un modelo que se acerca peligrosamente a la barrera psicológica de los 50.000€, (parte de 47.300€) fácilmente superable si tiramos del catálogo de opciones. 

Con un espíritu 100% MINI si hablamos de personalización, de carácter, de imagen o de prestaciones, no es el auténtico MINI en parámetros como el tamaño o el peso, variables que, eso sí, comparte con los que ahora son sus rivales más cercanos: los súpercompactos de más de 300 CV. 

 

En Diariomotor:

Lee a continuación: 306 CV, tracción total y altas prestaciones: así son los MINI Clubman y Countryman John Cooper Works

Ver todos los comentarios 0