CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Youtube Diariomotor

7 MIN

Dacia Spring, ya lo hemos probado: ¿es el eléctrico más barato una buena compra?

David Clavero | @ClaveroD | 19 Abr 2021
Dacia Spring 2021 David Clavero Portada 01
Dacia Spring 2021 David Clavero Portada 01

El coche eléctrico más esperado del panorama actual ya ha caído en nuestras manos. Hablamos del nuevo Dacia Spring, el nuevo modelo del fabricante Dacia concebido para ser el coche eléctrico más barato del mercado español, una ambiciosa - aunque arriesgada - apuesta con la que Dacia pretende poner patas arriba el mercado de los coches eléctricos gracias a una fórmula que por ahora solo Dacia se ha atrevido a comercializar.

El Dacia Spring pretende hacer realidad aquello del "bueno, bonito y barato": ¿lo habrá conseguido?

Uno de los inconvenientes más habituales entre los que pretenden dar el salto al coche eléctrico es el precio de compra, y por ello Dacia ha decidido mover ficha creando el modelo más barato del mercado en la actualidad. Cada vez más, los eléctricos aumentan sus autonomías y reducen sus precios, pero lo cierto es que el Dacia Spring con un precio de 16.550 euros (17.300 sin financiar) es ahora el rival a batir si estamos buscando un eléctrico al menor precio posible.

A lo largo de este análisis en vídeo que te hemos preparado con motivo de su presentación internacional, no sólo vamos a descubrir cómo Dacia ha diseñado el Spring para conseguir ese precio, sino también si esta receta de Dacia es una fórmula válida para todos los públicos y necesidades. El objetivo, obviamente, averiguar si el Spring es el esperado coche eléctrico del pueblo, o por contra solo es un coche asequible en su clase.

160
FOTOS
VER TODASVER TODAS

El Dacia Spring es un coche de pequeño tamaño, un modelo inédito en la gama Dacia que a pesar de su precio se sitúa por debajo del Sandero. Hablamos de un coche de apenas 3,73 metros de largo, 1,51 metros de alto y 1,58 metros de ancho. Este modelo en realidad está basado en la misma plataforma que ha dado vida a otros urbanos como el Kwid o el K-ZE, modelos dirigidos a mercados emergentes como China, India o Brasil. De hecho, el nuevo Dacia Spring mantiene su fabricación en suelo chino, aunque Dacia ha revisado su chasis, tecnología y equipamiento para adaptarse a las exigencias del mercado europeo.

En términos de espacio hablamos de un coche que permite acomodar a 4 ocupantes, aunque con ciertos matices. La comodidad en las plazas delanteras es mayor gracias a unos asientos más confortables, sin embargo en las plazas traseras la cosa se complica para estaturas que lleguen a 1,80 metros. ¿El motivo? pues en primer lugar porque es fácil que toquemos con las rodillas en el respaldo del asiento delantero, y en segundo lugar porque si medimos 1,80 metros y nos sentamos erguidos tocaremos con la cabeza en el techo y en el montante lateral. Además, dado lo estrecho del modelo, en el interior no gozamos de demasiado espacio libre a la altura de los hombros, quedando muy cerca de la carrocería y las puertas del vehículo en todos los asientos. Eso sí, el Spring ofrece un maletero interesante para su tamaño con 270 litros, lo que le hace bastante aprovechable como coche polivalente.

Si nos ubicamos en el asiento del conductor, lo que nos encontramos es un puesto de conducción que apuesta por una visión práctica y muy sencilla. La fórmula para conseguirlo es sobradamente conocida en la marca, reciclando mandos de otros modelos de Renault y Dacia, apostando por materiales simples pero bien ensamblados e integrando el equipamiento más útil para nuestro día a día. No debemos esperar florituras, ni grandes despliegues, pues por ejemplo el volante no puede regularse ni en altura ni en profundidad. El cuadro de instrumentos me ha gustado, pues es muy fácil de leer y de un vistazo nos aporta toda la información necesaria, sin embargo la gestión del ordenador de a bordo me parece claramente mejorable, pues el cambio de las vistas se realiza a través de un botón situado en mitad del propio cuadro de instrumentos, lo que se traduce en un proceso engorroso.

Una vez pasamos al apartado multimedia, el Dacia Spring confía en la misma interfaz que conocemos de otros Dacia. Pantalla táctil de 7" compatible con Apple CarPlay y Android Auto, ofreciendo un funcionamiento lo suficientemente fluido y efectivo como para no echar de menos nada más. Y siguiendo con el equipamiento nos encontramos otra de las bazas del Spring, su apuesta por ofrecer una dotación completa donde se cubren nuestras necesidades más básicas: 4 elevalunas eléctricos, retrovisores con ajuste eléctrico, aire acondicionado, iluminación diurna LED, limitador de velocidad, frenada de emergencia, ayuda al arranque en pendiente, cámara de visión trasera o sensores de parking traseros. No estamos ante el coche urbano más equipado, pero el Spring no cuenta con carencias que le hagan destacar en negativo.

Llegamos al apartado de conducción para descubrir lo mejor y peor de un Dacia Spring que, ya os adelantamos, no está hecho para todos los públicos. El Spring cuenta con un motor eléctrico capaz de desarrollar 45 CV de potencia máxima y 145 Nm de par máximo, significando esto que el Dacia Spring acelera de 0 a 100 Km/h en 19,1 segundos y que alcanza una velocidad máxima de 125 Km/h. Con estas cifras queda claro que el Dacia Spring es un coche recomendable para usar en ciudad. Pese a ello es justo admitir que durante nuestra prueba de conducción pudimos comprobar que el Spring es capaz de mantener cruceros de 100 e incluso 120 Km/h, pero esto impacta de forma muy negativa en el consumo y además solo es recomendable en trayectos donde no viajemos con pasajeros o en donde no vayamos a enfrentarnos a fuertes desniveles.

Por debajo de los 80 Km/h creo que es donde más brilla el Dacia Spring, y no solo por prestaciones, sino por filosofía y setup del chasis. Una vez nos adentramos en entornos urbanos nos encontramos con un coche ágil, con el que es muy fácil y cómodo callejear, y que además ofrece una facilidad pasmosa para aparcar gracias a los 9,6 metros de diámetro de giro y los 3,73 metros de longitud. A esto se añade una respuesta rápida al acelerador durante los primeros metros, lo que se combina con un consumo ajustado que nos permite cumplir con la autonomía homologada de 230 Km (WLTP) si evitamos las velocidades elevadas y las demandas de máxima potencia. Y aún así siempre nos queda un comodín en forma de modo "ECO", un perfil de conducción específico que limita la potencia del motor eléctrico a 31 CV y la velocidad máxima a 100 Km/h para conseguir un 10% extra de autonomía.

La recarga en el caso del Spring permite poder emplear corriente alterna con potencias de hasta 6,6 kW, subiendo a 30 kW si empleamos corriente continua. Gracias a una batería pequeña de tan solo 27,4 kWh, los tiempos de recarga son reducidos con menos de 1 hora para restaurar el 80% con la conexión más potente. El uso de esta batería añade la ventaja de un bajo peso, apenas 1.048 Kg.

Opinión del Dacia Spring

Por lo tanto, el Dacia Spring ha conseguido cumplir con el objetivo de crear un coche eléctrico barato, aunque ello ha obligado a renunciar a ciertos aspectos como una calidad de construcción superior (como la del nuevo Dacia Sandero sin ir más lejos), un mayor espacio para los pasajeros o unas prestaciones superiores que le permitan salir de la ciudad. Ello no quita para que, por 16.550 euros, estemos ante un coche que puede encajar en los que buscan un segundo e incluso tercer coche en su garaje, un eléctrico destinado a realizar todos esos trayectos diarios que hacemos en ciudad para ir de un punto a otro sin mayor necesidad que un bajo coste por kilómetro.

El Dacia Spring cobra mucho más sentido si añadimos las ayudas del MOVES, dejando el precio final en 9.550 euros (financiado)

Y si a esta ecuación añadimos los hasta 7.000 euros que podemos rebajar a través del Plan MOVES, lo que nos encontramos es un Dacia Spring desde 9.550 euros que camufla sus carencias para convertirse en una opción interesante para movernos por ciudad.

Vídeo destacado del Dacia Spring