CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Cabrios

4 MIN

¿Cómo podían mejorar el Aston Martin V12 Vantage? Convirtiéndolo en un descapotable… con sabor a despedida

Elena Sanz Bartolomé | 22 Ago 2022
Aston Martin V12 Vantage Roadster  00
Aston Martin V12 Vantage Roadster  00

¿Cómo podía Aston Martin mejorar el Aston Martin V12 Vantage? Creando su versión descapotable que va más allá de una edición limitada a unos pocos cientos de unidades. El Aston Martin V12 Vantage Roadster es, también, un canto de cisne para el V12 británico puesto que será la última vez que veamos este motor en el modelo más pequeño de la casa.

Son muchos los rasgos que comparten ambos modelos. El Aston Martin V12 Vantage Roadster mide 4,51 metros de largo, 1,98 metros de ancho y 1,27 metros de alto. Su carácter descapotable le añade, eso sí, peso: 1.881 kilos (once más que el coupé), que podemos reducir a 1.855 kilos equipándolo con todos los elementos que tienen una variante más ligera. Y es que Aston Martin ha apostado por la fibra de carbono para muchas de las piezas.

El elemento distintivo de la carrocería del Aston Martin V12 Vantage Roadster es su capota: se abre y se cierra en menos de siete segundos pudiendo accionarla mientras conducimos y siempre que no superemos los 50 km/h.

14
FOTOS

Apostar por la fibra de carbono

A nivel estético, en el Aston Martin V12 Vantage Roadster nos encontramos con un capó en forma de concha y bajo él, una parrilla que es un 25% más grande. El frontal incluye un divisor completo así como guardabarros de fibra de carbono, el mismo material empleando para los umbrales de las puertas.

En el perfil, la versión descapotable del Aston Martin V12 Vantage, cuenta con unas llantas de aleación que miden 21 pulgadas: tiene dos acabados distintos y calzan unos neumáticos Michelin Pilot 4S (275/35 ZR21 delante y 315/30 R21 detrás). De forma opcional se pueden añadir unas llantas ligeras forjadas para restar ocho kilos. En la zaga nos encontramos con un difusor integrado en el paragolpes y más fibra de carbono en el paragolpes o en la tapa del maletero. Por cierto, es posible añadir el alerón trasero de la versión coupé a este descapotable.

El toque Q

En el habitáculo del Aston Martin V12 Vantage Roadster todos los focos se centran en sus asientos Sports Plus, con 16 ajustes eléctricos, revestidos en cuero semianilina perforado y calefactables: como no podía ser de otra manera, hay disponible una versión de fibra de carbono con la que el coche pierde 7,3 kilos.

A ello se une un volante deportivo y una pantalla de ocho pulgadas, que alberga el sistema de infoentretenimiento. El departamento Q incluye opciones de personalización como la posibilidad de cambiar la apariencia de determinados paneles, de la tapicería e, incluso, del exterior con unos llamativos gráficos.

La puesta a punto

El Aston Martin V12 Vantage Roadster no lleva, bajo la carrocería, el V8 biturbo AMG de 4.0 litros. Como apuntábamos antes, está impulsado por el V12 biturbo de 5.2 litros que podemos encontrar, también, en el Aston Martin DB11 y en el Aston Martin DBS Superleggera.

Esos 12 cilindros entregan 700 CV a 6.500 rpm y 753 Nm de par a 5.500 rpm, que van directos al eje trasero a través de un cambio automático de convertidor de par y ocho relaciones de ZF que cuenta con diferencial de deslizamiento limitado. Con estas cifras, el Aston Martin V12 Vantage Roadster pasa de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos y alcanza una velocidad máxima de 322 km/h.

Para su puesta a punto, han ensanchado las vías del Aston Martin V12 Vantage Roadster (40 milímetros más que en el V8 Vantage Roadster), han ajustado la dirección para que sea más directa y han acoplado la suspensión adaptativa de la versión coupé. Estrena, además, estrena frenos carbocerámicos con discos de 410 milímetros y pinzas de seis pistones en el eje delantero y discos de 360 milímetros y pinzas de cuatro pistones en el trasero; gracias a este sistema aligeran 23 kilos de masa no suspendida y otros 7,2 con el escape.

Todo vendido

Sólo se fabricarán 249 unidades del Aston Martin V12 Vantage Roadster para todo el mundo… y al ser un secreto a voces, estaban todas vendidas antes de la presentación del vehículo. Aston Martin arrancará su producción en algún momento del tercer trimestre de 2022 y las entregas tendrán lugar a partir del cuatro.

14
FOTOS