comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Audi

5 MIN

Estas son las primeras 27 imágenes del nuevo Audi A8 y nos revelan algunos secretos del buque insignia de Audi

audi-a8-audi-space-frame-27

No esperábamos que nuestra primera cita con el nuevo Audi A8, que las primeras imágenes que viéramos de la nueva generación del buque insignia de Audi, nos lo mostrasen completamente desnudo. Tan desnudo como para aparecer sin carrocería y, lo creas o no, revelarnos uno de sus mayores secretos. Audi Space Frame es la denominación que, desde hace tiempo, Audi ha escogido para definir la estructura de sus automóviles bajo una serie de filosofías, que van desde la planificación de los propios componentes que dan forma a la carrocería, al arte de combinar diferentes materiales con un objetivo muy concreto: crear un coche con una rigidez estructural alta y el mínimo peso posible. ¿Y qué nos pueden decir estas 27 imágenes del nuevo Audi A8 y de su Audi Space Frame?

El nuevo Audi A8 contará con una estructura de aluminio, acero, fibra de carbono y magnesio

Audi nos revela que por primera vez la estructura del nuevo Audi A8 estará conformada con cuatro materiales diferentes, con una combinación de componentes de aluminio, acero, magnesio y un material compuesto de fibra de carbono (CFRP). Por otro lado, además de esos materiales diferentes, algunos de ellos, como el acero, emplean diferentes aleaciones en función de las características que se busquen en cada pieza, algo que es habitual en cualquier coche moderno. Lo que no es tan común es que nos encontremos con una combinación de materiales como esta. Ya no solo por el coste que pueda tener producir una pieza de magnesio, o fibra de carbono, sino sobre todo por la complejidad que añade la unión entre piezas de materiales tan variopintos.

Pero está claro que esta idea es la clave del éxito. Fuera de Ingolstadt nos encontramos con ejemplos parecidos de la combinación de materiales como aluminio, acero y fibra de carbono. En el BMW Serie 7, por ejemplo, nos encontramos con una filosofía muy parecida en la que BMW quiso aprovechar las ventajas de la combinación de materiales creando estructuras de aluminio con un refuerzo interior de fibra de carbono. Una idea que les ayudaba a rebajar significativamente la masa de su buque insignia, y rival del Audi A8, aumentar su rigidez estructural, y evitar la problemática que hubiera planteado, por costes, y recursos, centrarse únicamente en el empleo de grandes estructuras de fibra de carbono.

27
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En la imagen superior ya vemos cómo la mayor parte de la estructura del Audi A8, de su Audi Space Frame, está conformada en aluminio. El acero sigue estando presente en zonas estratégicas, no solo para mantener la rigidez estructural, sino también para proteger el habitáculo, especialmente en las piezas en magenta, de aceros de ultra-alta resistencia. También vemos una pieza de magnesio de refuerzo en el vano motor.

El panel que separa al habitáculo del maletero, y aunque parezca un tanto improvisado, es una de las piezas más importantes de esta estructura. Es también la pieza de fibra de carbono más grande que estará presente en el habitáculo del Audi A8 y según Audi es responsable de un 33% de la rigidez estructural total de su coche.

Un 58% de las estructuras empleadas en el Audi Space Frame son de aluminio, que también se emplea en las uniones con otros materiales y en el atornillado.

La estructura de magnesio en el frontal ha contribuido notablemente en el ahorro de peso total del conjunto. No solo porque esta sea muy ligera, más que las utilizadas en su predecesor, sino porque también su capacidad para mejorar la rigidez estructural del coche y para resistir mejor los impactos, repartiendo la fuerza de una colisión frontal hacia las estructuras laterales, ha prescindido utilizar otro tipo de refuerzos en diferentes áreas del coche.

Dice Audi que la planta de estampado que acaban de construir en su factoría de Neckarsulm ha requerido tanto acero como el necesario para construir dos torres Eiffel, 14.400 toneladas métricas de acero.

Audi también nos cuenta que han mejorado significativamente los procesos de unión entre componentes, empleando lo que denominan como soldadura láser remota, que con un mayor control del punto de unión entre dos piezas disminuye significativamente los costes prescindiendo de procesos de control posteriores que hasta ahora sí eran necesarios.

La nueva generación del Audi A8 se presentará este mismo año. Y aunque todavía no conocemos cuanto marcará sobre la báscula, todo apunta a que llegará, sin problemas, a la Operación Bikini, y que el ahorro de peso con respecto a su predecesor será significativo.

Fuente: Audi En Diariomotor:

No lo dudes, Audi tendrá su propia superberlina diésel: un Audi A8 con el V8 TDI con turbo eléctrico del Audi SQ7
BMW ha estrenado un nuevo motor diésel para el buque insignia de la marca, ...
Audi S8 Plus: la bestia. Una berlina de lujo con 605 CV y 305 km/h de punta
El Audi A8 alcanza un nuevo nivel llevando un paso más allá al Audi ...