CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Audi

4 MIN

Audi pone fecha al fin del uso de gasolina y diésel: un objetivo maximalista, pero deseable

David Villarreal | @davidvillarreal | 25 Abr 2022
Audi Motor Cinco Cilindros
Audi Motor Cinco Cilindros

La invasión rusa sobre Ucrania y la debilidad mostrada por una Unión Europea dependiente de los hidrocarburos rusos está provocando grandes movimientos al más alto nivel. Audi ya apunta a que deberíamos dejar de utilizar gasolina y gasóleo, combustibles fósiles, antes de 2040.

La delicada situación económica de la Unión Europea, que se ha agravado con la guerra en Ucrania, podría llevarnos a pensar que los grandes proyectos de descarbonización, que requerirán de enormes inversiones, podrían quedar paralizados. Pero, por contra, la Unión Europea, los estados miembros más perjudicados por su dependencia energética del gas y el petróleo, e incluso fabricantes de automóviles, están apostando por definir objetivos de descarbonización incluso más ambiciosos.

¿Cuáles son los objetivos que plantea Audi?

La invasión de Ucrania está propiciando acelerar el proceso de transición energética y avanzar proyectos que reduzcan la dependencia de la Unión Europea de la energía rusa
Motor de gasolina de Audi.

Dejar de utilizar gasolina y gasóleo en 2040

Markus Duesmann, CEO de Audi, lo tiene claro. "Seamos valientes como europeos y asumamos la responsabilidad de renunciar por completo a los combustibles fósiles a partir de 2040".

Aunque Audi está trabajando en otros proyectos interesantes para preservar la combustión interna, reconoce que el objetivo debe estar en promover las diferentes formas de movilidad eléctrica, sobre todo la del vehículo de baterías, apuntando que "debemos poner toda nuestra energía en los vehículos eléctricos de batería para la movilidad individual".

Sin duda, la Unión Europea está trabajando en objetivos maximalistas, como el de prohibir la venta de coches de combustión interna en 2035. Objetivos que plantean retos tan importantes como desarrollar una infraestructura de carga adecuada, garantizar una producción de energética libre de emisiones - sobre todo basada en energía renovable - y hacer accesible el automóvil eléctrico al grueso de los conductores.

La Unión Europea ha planteado prohibir la venta de coches de combustión interna en 2035, pero aún no ha puesto fecha al fin del uso de automóviles con motores de combustión de gasolina o gasóleo
Instalación de producción de combustibles sintéticos de Global Bioenergies financiada por Audi.

¿Podrían prohibirse la gasolina y el gasóleo en 2040?

El Grupo Volkswagen cesará las ventas de vehículos con motor de combustión interna en Europa en 2035. Audi se adelantará a ese objetivo y en 2033 venderá únicamente coches eléctricos. ¿Pero qué futuro le espera a los automóviles vendidos antes de estos hitos? ¿Podría prohibirse su circulación en 2040?

La Unión Europea aún no ha planteado la prohibición de los vehículos con motor de combustión interna, pero sí propicia que los estados miembros desarrollen planes para limitar su utilización, por ejemplo en las urbes más pobladas y que acusen mayores problemas de contaminación. La Unión Europea también plantea diferentes soluciones para propiciar la descarbonización progresiva de un parque de automóviles que difícilmente podrá ser completamente eléctrico a finales de la próxima década, como es el uso de biocombustibles o, mejor dicho, una mezcla de combustibles fósiles y biocombustibles (actualmente los combustibles más populares que encontramos en las estaciones de servicio ya están basados en una mezcla con entre un 5% y un 10% de biocombustibles).

Infografía sobre la producción de gasóleo sintético neutral de Audi.

¿Aún hay vida para la combustión interna?

Audi también está impulsando el desarrollo de diferentes proyectos de combustibles sintéticos, parcial o totalmente, neutrales, de los cuales os hemos hablado largo y tendido en los últimos años. Combustibles que producidos mediante tratamiento de residuos o captación de CO2 permiten neutralizar el CO2 que posteriormente se emitirá en su uso, durante su combustión.

Uno de los proyectos más interesantes de Audi es el del diésel azul o gasóleo R33, que emplea un 33% de biodiésel procedente del reciclado de aceites usados y parafinas. Audi ya ha adaptado buena parte de su gama de motores diésel para poder funcionar con garantías con este biocombustible.

Audi también está participando en algunos de los proyectos que lidera Porsche para producir combustible sintético neutral mediante energías renovables y captación de CO2.