Audi S5 TDI: diésel, microhíbrido...y deportivo

Daniel Valdivielso  |  @valdi92  | 
Audi S5 Tdi 01

Apenas han pasado unos días desde que Audi presentase la nueva generación de las versiones deportivas de sus berlinas medias Audi A6 y Audi A7. Hablamos de los Audi S6 y S7 TDI, que abandonan el motor de gasolina en favor de una mecánica diésel, movimiento que ahora sigue el Audi S5, la variante deportiva del Audi A5, que dice adiós a la gasolina para incorporar un motor diésel de altas prestaciones. Así es el nuevo Audi S5 TDI. 

El Grupo Volkswagen, contra todo pronóstico sigue apostando por el gasóleo como uno de sus combustibles bandera, a pesar de haber sufrido diversos varapalos en los últimos años a consecuencia de una dudosa gestión de las emisiones contaminantes de sus motores diésel. Sin embargo, y pese a apostar con fuerza por la electricidad, ha decidido no apartarse del diésel, utilizándolo para diversas versiones deportivas como este Audi S5. 

El Audi S5 también se pasa al diésel

El Audi S5 es, posiblemente, uno de los modelos más equilibrados de la marca de los cuatro aros si ponemos en una balanza la deportividad, el confort de conducción y la calidad de realización. Y es que el modelo alemán, disponible en carrocerías coupé, descapotable y Sportback, estaba disponible hasta la fecha con un motor de gasolina 2.9 V6 con 354 CV que hacía las delicias de los más sibaritas. 

Ahora Audi ha decidido sustituir este propulsor, que utilizan muchos modelos del Grupo Volkswagen (incluyendo, por ejemplo, el Porsche Panamera) por un bloque diésel de 3 litros de cubicaje y seis cilindros en V con un sistema microhíbrido de 48V y un compresor de accionamiento eléctrico como elemento auxiliar.

700 NM para el motor diésel del Audi S5

El propulsor del Audi S5 ofrece 347 CV y 700 NM, cifras que gracias a su transmisión automática Tiptronic de 8 velocidades y su sistema de tracción integral quattro le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 4.8 segundos, 4.9 segundos en el caso de la carrocería Sportback. Su consumo medio se reduce ostensiblemente respecto a las versiones anteriores alimentadas por gasolina, homologando 6.2 litros/100 km en ciclo NEDC derivado de los valores WLTP.

Este propulsor utiliza la tecnología de 48V para equipar un compresor eléctrico de accionamiento inmediato, que elimina cualquier retraso a la hora de entregar la potencia. A él se suma un alternador-generador capaz de utilizar la energía cinética para un sistema Start-Stop que se activa por debajo de 22 km/h, integrando también un sistema de conducción a vela capaz de apagar completamente el motor térmico. 

El Audi S5 llegará a los concesionarios a partir de mayo de 2019, ofreciendo un equipamiento muy completo con elementos como los faros full LED delanteros y traseros, los asientos delanteros con ajuste eléctrico y calefacción, el sistema Audi Virtual Cockpit o la suspensión S con ajuste deportivo, con un precio que arranca en 65.300€ para el mercado alemán.

Fuente: Audi

Lee a continuación: Prueba Audi RS5 Coupé: Audi Sport tiene el mejor antídoto contra M4 y C63

Belleza y elegancia se dan la mano en el Audi A5 que en su segunda generación añade además una importante carga tecnológica. La oferta de motores en gasolina y diésel se irá completando poco a poco

Ver todos los comentarios 0

Belleza y elegancia se dan la mano en el Audi A5 que en su segunda generación añade además una importante carga tecnológica. La oferta de motores en gasolina y diésel se irá completando poco a poco