Los Audi SQ8 y SQ7 añaden un motor V8 TFSI y superan los 500 CV

Daniel Valdivielso  |  @valdi92  | 
Audi Sq8 Tfsi

La familia SUV de Audi cada vez es más extensa ya no solo en modelos como tal, sino también en versiones, conformando una de las gamas SUV más amplias del mercado. Los buques insignia de la familia Q de Audi, los Audi Q7 y Audi Q8, actualizan ahora su familia más dinámica añadiendo una nueva versión perteneciente a la gama S: hablamos de los Audi SQ7 y Audi SQ8 TFSI, con un nuevo motor V8 biturbo que supera los 500 CV.

Los SUV deportivos se han convertido, nos guste o no, en objeto de deseo de mucha gente, de muchos compradores que buscan un vehículo de altas prestaciones con una imagen más robusta de la que ofrecen otro tipo de carrocerías como las berlinas o los familiares. Además, es evidente que con el paso del tiempo la dinámica de estos vehículos ha evolucionado positivamente: parece mentira que algunos SUV puedan correr, girar y frenar tanto.

Los Audi SQ7 y SQ8 llegaron al mercado hace aproximadamente un año, pero lo hicieron acompañados de una motorización poco convencional: un propulsor 4.0 TDI con microhibridación y unos más que generosos 435 CV que, unidos a un par máximo de 900 NM los convertían en unos excepcionales rodadores con prestaciones más que destacables.

V8+gasolina: la fórmula que nunca falla

Sin embargo, no han sido pocas las voces críticas que demandaban un mayor componente pasional en la configuración de unos supuestos SUV deportivos que coqueteaban con los 100.000€ de precio de tarifa, una demanda que ha sido respondida por parte de Audi con la llegada, a partir del otoño, de los Audi SQ7 y Audi SQ8 TFSI, con un motor V8 de gasolina que supera los 500 CV.

Heredado del que montan modelos como el Audi RS 6, el Audi RS Q8 o el Audi S8, el propulsor 4.0 V8 TFSI tiene una potencia máxima en los dos Q de 507 CV junto con un par máximo de 770 NM. El resultado es excepcional, ya que gracias al trabajo conjunto del sistema de tracción total permanente quattro y la transmisión Tiptronic de 8 relaciones, los Audi SQ7 TFSI y Audi SQ8 TFSI son capaces de acelerar de 0 a 100 km/h en 4.1 segundos, 0.7 segundos menos que lo que necesitan sus hermanos con motor diésel.

Con una velocidad punta limitada electrónicamente a 250 km/h, Audi comunica unas cifras de recuperación excepcionales con un tiempo en el 80-120 de apenas 3.8 segundos. El motor está equipado además con el sistema de desconexión de cilindros Audi cylinder on demand (COD), que desactiva cuatro de los ocho cilindros del motor en conducción tranquila para favorecer un mejor consumo y un menor nivel de emisiones.

Ambos modelos equipan de serie el tren de rodaje con la suspensión adaptativa sport así como la dirección a las cuatro ruedas. Además, Audi ha equipado, también de serie, unos soportes activos del motor que generan unas oscilaciones con una onda en contrafase con las vibraciones producidas por el propulsor durante su funcionamiento, eliminando buena parte de las vibraciones que llegan al habitáculo. Aún no se conoce el precio de estas nuevas versiones, pero en Alemania la casa de los cuatro aros ha fijado los precios en 93.287 € para el SQ7 TFSI y en 101.085€ para el SQ8 TFSI.

 

Vídeo destacado del Audi Q8

Lee a continuación: 62 fotos para conocer a fondo, desde todos los ángulos, a la nueva bestia de Audi, el Audi RS Q8

El más caro de los crossovers de Audi es también el más equipado y avanzado, luciendo una imagen deportiva que no pasa inadvertida.

Ver todos los comentarios 0