CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Híbridos enchufables

3 MIN

No es una gran noticia que el Range Rover PHEV tenga más batería que muchos coches eléctricos

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 29 Ene 2022
Range Rover 2022 1021 108
Range Rover 2022 1021 108

Hace apenas unos meses pudimos conocer, en su presentación estática, al nuevo Range Rover. Range Rover "a secas", es decir, el buque insignia de la prestigiosa marca británica. Una nueva generación que se presenta con un diseño renovado, una calidad al nivel de una berlina de superlujo y un derroche tecnológico sin igual. Ya sabíamos que el Range Rover iba a contar con dos versiones enchufables, pero no conocíamos todos sus datos técnicos. Uno de los datos que nos faltaba conocer era su autonomía 100% eléctrica, que por fin hemos conocido.

Su autonomía en modo eléctrico, según el ciclo combinado WLTP, es de nada menos que 113 km. Según Land Rover, esto se traduce en una autonomía realista de 88 km, según sus propios estudios. De esta forma, el Range Rover Plug-in Hybrid se convierte en el híbrido enchufable con más autonomía eléctrica del mercado. Al mismo tiempo, presume de unas emisiones de CO2 de solo 18 g/km, y de una potencia de hasta 510 CV en su versión tope de gama electrificada. Maravilloso, ¿verdad? Sí, al menos hasta que vamos un poco más allá.

Los Range Rover enchufables se venden en versiones de 440 CV o 510 CV, ambas con un seis cilindros de tres litros como corazón térmico.

Para conseguir esos tremendos 113 km de autonomía WLTP el Range Rover Plug-in Hybrid necesita una batería de gran capacidad. Concretamente una batería de 38,2 kWh de capacidad, la más grande jamás montada en un híbrido enchufable. Y aquí es donde empiezan los problemas, bajo mi punto de vista. Para empezar, esta batería es grande y pesada, algo que va en contra de la eficiencia de cualquier vehículo. Pero el verdadero problema, bajo mi punto de vista no está en su capacidad, si no en su consumo energético, que es a todas luces desmesurado.

Solo teniendo en cuenta la capacidad bruta de la batería, y no la capacidad neta - que arrojaría un resultado aun peor - obtenemos un consumo medio de energía de casi 34 kWh/100 km. Es una cifra muy alta, y equivale a 88 g/km de emisiones equivalentes de CO2 usando el mix energético español - la energía de los coches eléctricos hay que producirla - relativamente limpio dentro del mix de producción energética europea. Y por supuesto, sin tener en cuenta las pérdidas de eficiencia en la recarga, que pueden llegar al 15% con facilidad.

En Alemania, hablaríamos de un consumo energético equivalente a 164 g/km de dióxido de carbono. Igual que un SUV compacto de gasolina.

Es desde luego más eficiente que usar el motor de gasolina o el motor diésel del coche, pero es muchísimo más ineficiente que otros coches eléctricos. Por poner un ejemplo diametralmente opuesto, el Hyundai Kona EV, con una batería de 39,2 kWh de capacidad, logra una autonomía WLTP de 305 km, casi tres veces superior a la de este Range Rover enchufable. En la carrera por electrificar los coches, parece obviarse que también debemos lograr un consumo de electricidad bajo si queremos que el futuro de los coches de cero emisiones sea viable.

El Range Rover enchufable tiene un sobrepeso de casi 400 kilos con respecto a las versiones térmicas de seis cilindros, y su peso en vacío es de 2.810 kilos en la versión SV de 510 CV.

Fotos del Range Rover 2023

109
FOTOS

Vídeo destacado del Range Rover