Bentley Flying Spur Styling Specification: dosis extra de carbono al más puro estilo british

José Luis Gómez  |  @jlgomez1995  | 
Bentley Flying Spur Styling Specification 01

Bentley, a diferencia de Rolls-Royce, se ha caracterizado no sólo por ofrecer el más alto lujo y refinamiento británico, sino también por saberlo acompañar cuando la situación lo requiere de la dosis adecuada de deportividad, tanto en su diseño estético como en su comportamiento, debido a su tradición ligada al mundo de la competición, especialmente en carreras de resistencia. Así pues, si hace unos días nos presentaban el Continental GT Pikes Peak limitado a 15 unidades, ahora le ha llegado el turno al Bentley Flying Spur Styling Specification con un aspecto puramente british racing.

Porque no todas las fibras de carbono son iguales

El Bentley Flying Spur Styling Specification se caracteriza por un diseño exterior mucho más deportivo y agresivo, en cierta medida inspirado en los modelos de la firma inglesa que corrían en Le Mans compartiendo ese color verde británico de carreras (BRG) tan característico, junto a una serie de detalles en negro brillo, como los marcos que envuelven tanto las ópticas traseras como delanteras o las branquias laterales en las aletas, además de los diferentes elementos en fibra de carbono (splitter delantero, faldillas laterales, difusor y un pequeño alerón).

No obstante, son esos elementos de fibra de carbono donde Bentley saca a relucir su buen hacer. En primer lugar, ese kit en carbono no es simplemente estético, sino que cumple una función aerodinámica. De hecho, en su desarrollo fue previamente validado mediante simulaciones CDF, para posteriormente ensayarlo en el túnel de viento y en circuito, además de dotarlo de una geometría tal que no interfiriese con los sensores de aparcamiento. Una vez que se llegó a la forma adecuada, fueron montados en una unidad de pruebas que recorrió 100.000 km para comprobar que no existía ningún tipo de vibraciones, resistían satisfactoriamente los pequeños golpes procedentes de las típicas piedrecitas que hay en la carretera, así como que aguantaban perfectamente los ciclos de histéresis térmica.

Sus elementos de fibra de carbono desarrollados aerodinámicamente se han probado durante 100.000 km.

Pero ahí no acaba la cosa, porque estas piezas están realizadas a mano por artesanos de la compañía, debiendo cumplir unas exigentes tolerancias en cuanto a simetría, utilizando un escáner 3D para su comprobación. Además, en su elaboración cada capa de material se dispone con una orientación determinada de fibras para garantizar la máxima resistencia según la dirección de los esfuerzos a los que es sometida. Lo dicho, no todos pueden decir los mismo de sus añadidos en carbono.

A falta de dieta, dosis de tecnología extra

El gran defecto de este Bentley, y de de todas las berlinas de representación de su clase con más de cinco metros de longitud y hasta arriba de lujo y tecnología, es su peso, ya que con casi 2,5 toneladas sobre la báscula se necesita mucha ayuda para hacerlo sentir mínimamente ágil, llegando gran parte de ella de la mano de un motor turbo W12 de seis litros de cilindrada con 635 CV y 900 Nm de par, unas cifras que lo catapultan hasta los 333 km/h, firmando un 0 - 100 km/h en sólo 3,8 segundos. A nivel mecánico, se completa con una transmisión automática de 8 relaciones que puede enviar hasta 480 Nm de par al eje delantero, reduciendo esa cantidad hasta los 280 Nm en el modo más deportivo.

En cuanto al arsenal tecnológico que esconde para lograr esa agilidad nos encontramos con un eje trasero direccional, el cual permite disminuir el radio de giro mejorando su dinamismo en curvas lentas (y maniobrabilidad en ciudad) al girar las ruedas traseras en sentido opuesto a las delanteras, y en el mismo sentido a altas velocidades, ganando en estabilidad. También cuenta con unas estabilizadoras activas antibalanceo así como con una suspensión neumática activa.

Lee a continuación: Bentley Flying Spur 2020, a prueba: el futuro de la berlina de lujo, aquí y ahora

Ver todos los comentarios 0