CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Mecánica

4 MIN

El día que Chevrolet compró el motor de un Ferrari 458 por Ebay para desarrollar el V8 del Corvette Z06

Elena Sanz Bartolomé | 16 Mar 2022
2023 Chevrolet Corvette Z06
2023 Chevrolet Corvette Z06

Dicen que las comparaciones son odiosas, pero en el mundo del motor están a la orden del día. Cuando una marca se lanza de ello a desarrollar algo nuevo es normal que busque inspiración en aquellos que han hecho algo parecido… o igual. Y encontrar esas musas es tan sencillo como comprar un producto de la competencia y desarmarlo para ver qué se puede aprender. Eso es lo que hizo Chevrolet para desarrollar el V8 del Corvette Z06.

Los ingenieros de General Motors tenían ante sí el reto de diseñar un V8 atmosférico de 5,5 litros, lubricación por cárter seco y cigüeñal flat-plane para el flamante Chevrolet Corvette Z06. Antes del LT6, nunca habían construido algo así: entraban en terreno desconocido y sabiendo que carecían de experiencia… decidieron investigar antes. Fijaron la vista en Europa para ver cómo los fabricantes de marcas premium construían sus motores planos.

25
FOTOS

El motor F136

Jordan Lee, el jefe de los ingenieros, ha confesado que hicieron una comparativa entre los modelos del Viejo Continente que podían competir con el Corvette Z06. El ganador procedía de Italia: se trataba del motor F136, que pertenecía a una familia de V8 que dibujaban un ángulo de 90 grados, tenían entre 4.2 y 4.7 litros y desarrollaban potencias que oscilaban entre los 390 y ​​los 605 CV. Fueron desarrollados conjuntamente por Ferrari y Maserati aunque producidos por los de Maranello. Era ideal para Chevrolet.

Sin embargo, corría el año 2014 y Chevrolet no podía justificar la compra de un deportivo completo para un proyecto que todavía estaba en sus primeras fases de desarrollo. ¿Qué hicieron los ingenieros? Comprar únicamente el motor: concretamente un V8 de 4.5 litros que había pertenecido a un Ferrari 458 Italia siniestrado que, eso sí, estaba en Polonia.

Lo encontraron a través de Ebay y les mandaron un cheque de 25.000 dólares (22.680 euros, según el cambio actual) a cambio de aquel propulsor. Aunque el equipo tuvo sus dudas sobre la legitimidad de la transacción, el paquete acabó llegando a la puerta de las instalaciones que General Motors tiene en Pontiac (Michigan, Estados Unidos). Ahora imaginaos lo que debió pasar por la cabeza del vendedor cuando tuvo que escribir la dirección del destinatario.

Mejorando lo presente

Con el F136 en su poder comenzó el proceso de desmontaje y los ingenieros se sorprendieron con lo que fueron encontrando a su paso. Ante ellos surgieron áreas específicas del motor que no sabían cómo afrontar y sobre las que Ferrari, sin saberlo, les instruyó como, por ejemplo, las protecciones de varios componentes electrónicos o del encendido. Tras esta lección, hicieron muchas mejoras en el LT6.

Cuando la mula de pruebas del Corvette Z06 estuvo lista para salir a la carretera, llegó el momento de las comparaciones reales: primero con un Ferrari 458, después con un Ferrari 488 que compraron después de vender el primer deportivo italiano que usaron y, por último, reemplazaron éste por otro 458 de segunda mano porque el 488 estaba impulsado por V8  sobrealimentado de 3.9 litros.

El resultado de todo este proceso de investigación, comparación y aprendizaje es el LT6: un V8 atmosférico de 5.5 litros de cubicaje que entrega 679 CV a 8.400 rpm y tiene un par máximo de 623 Nm a 6.300 rpm. Cabe recordar que el Ferrari 458 Italia está impulsado por un V8 atmosférico de 4.5 litros con inyección directa de gasolina que da 570 CV a 9.000 rpm y tiene un par máximo de 540 Nm a 6000 rpm. Un litro más, 109 CV más y 83 Nm más. Quizás por esto, en Europa, envidiamos (tanto) al Chevrolet Corvette Z06.

25
FOTOS