China despierta el mayor temor de Mercedes y de nosotros, los consumidores

 |  @davidvillarreal  | 

Imagina que alguien sabe todo acerca de tus hábitos, en qué productos estás interesado, qué medios lees, dónde haces la compra, cuántas horas te pasas conectado a tu teléfono móvil y navegando en internet. Por desgracia, probablemente alguien ya sepa todo eso. Ahora bien, apliquémoslo a nuestros coches. China habría despertado uno de los mayores temores de Mercedes-Benz, pero sobre todo lo que debería ser una de las mayores preocupaciones de los consumidores. Imagina que alguien supiera todo acerca de tus hábitos, cuánto conduces, cómo conduces, qué coche conduces, por dónde te mueves, etcétera. Y he aquí la mala noticia, según Mercedes-Benz eso ya está sucediendo.

Mercedes-Benz y los hábitos de sus clientes en China

Según revelaba Quartz estos días, el director de estrategia de Mercedes-Benz habría revelado en una charla una de las proposiciones indecentes, por decirlo de alguna forma, que ha recibido la marca de la estrella recientemente.

Una compañía china llego a ofrecer a Mercedes-Benz una base de datos muy completa con muchísima información acerca de sus clientes en el país, y su competencia. Información mucho más detallada, incluso, que la que podría recopilar una marca de sus propios clientes. Ahora imaginemos el valor que puede tener eso para un fabricante, y también la situación en la que quedaríamos nosotros, los consumidores.

Mercedes-Benz habría sido tentada para adquirir una base de datos con información muy detallada acerca de los hábitos de sus clientes en China, y de los de sus rivales directos

La compañía que se ha aproximado a Mercedes-Benz, y cuyo nombre no ha sido revelado, contaría con multitud de datos muy detallados acerca de hábitos de conducción y dispondría de perfiles, con nombres y apellidos, de los clientes de Mercedes en China. Y lo que es aún más valioso para una marca, también contaría con perfiles de los clientes de su competencia. Los perfiles estarían apoyados, incluso, por información de las bases de datos oficiales del gobierno chino.

Huelga decir que disponer de esta información permitiría a una marca llevar a cabo multitud de estrategias de venta, haciendo estimaciones muy certeras acerca del momento en que un comprador podría cambiar de coche, qué tipo de coche necesita, y cuánto estaría dispuesto a pagar por él. Mercedes-Benz habría rechazado la oferta propuesta por esta compañía que pretendía vender esa información.

El problema está en que la digitalización que se avecina en la industria del automóvil facilitará muy probablemente que los fabricantes tengan más información que nunca acerca de nuestros hábitos. El respeto a la privacidad del usuario, y el manejo honesto de los datos, por ejemplo evitando que estos sean vendidos a terceros, ya será una cuestión de confianza en que el fabricante no solo cumpla las leyes, sino que además sea honesto, y riguroso. En cualquier caso, nuestros automóviles no deberían ser lo que más nos preocupase, sabiendo que a diario llevamos un teléfono móvil en nuestro bolsillo en el que llevamos media vida, y que la mayoría de los usuarios desconocen – perdón, desconocemos – qué información están recopilando las diferentes empresas tecnológicas y, sobre todo, qué están haciendo con ella.

Más imágenes de MBUX del Mercedes Clase A:

Lee a continuación: SEAT y Volkswagen se marchan a China para avanzar en el coche eléctrico

  • Javier Bl

    Guau, no me lo habria imaginado nunca.

  • Pasamos de ser los compradores a ser el producto.

  • Mercedes

    Bueno, vosotros mismos con las cookies sabeís que artículos se leen y cuales solo se miran el titular. No me sorprende. Por eso en nuestra empresa tenemos moviles encriptados.

  • Alcas

    Mercedes jamás diría que ha adquirido esa clase de datos directamente (quedaría muy mal y la competencia sacaría provecho), pero hay que ser muy ingenuo para creer que no la desean.

    Personalmente no me gusta demasiado este tipo de cosas, que me recuerdan a esto:

    https://youtu.be/T93T9Udh_5s