CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
SUV

4 MIN

Practica la conducción off-road con moderación: es tu responsabilidad... y la del Citroën C3 Aircross

Elena Sanz Bartolomé | 27 Sept 2022
Citroen C3 Aircross Prueba Off Road   01
Citroen C3 Aircross Prueba Off Road   01

Un coche para el día a día, pero también para la diversión y la evasión: esta descripción podría valer para un considerable número de SUV presentes en el mercado. Y entre ellos se encuentra, como asegura Citroën, el Citroën C3 Aircross y el Citroën C5 Aircross. Cabría pensar que el primero de ellos, un SUV pequeño, es perfecto para la ciudad… y ya. No obstante, tenemos entre manos la versión Aircross que nos invita a practicar una conducción off-road, eso sí, con moderación. Lo hemos comprobado en la sierra de Segovia.

Nos explica Citroën que el 34% de sus clientes se decanta por un SUV: razón de su notable apuesta por este segmento. A esto añaden los resultados de un estudio que han realizado sobre nuestra forma de viajar: el conductor busca un turismo de cercanía y rural para conectar con la naturaleza en sitios menos masificados. Para este escenario, proponen dos opciones: Citroën C5 Aircross y Citroën C3 Aircross.

22
FOTOS

Las cifras del Citroën C3 Aircross

En esta ocasión, en Diariomotor, nos ponemos al volante del Citroën C3 Aircross: una versión que, fiel a su planteamiento SUV, añade elementos estéticos y prestaciones off-road. En el viaje desde Valverde del Majano (Segovia) hasta Madrid nos desviamos por las carreteras forestales de El Espinar para comprobarlo. El Citroën C3 Aircross no sólo tiene una estética off-road, también cifras que le acompañan:

  • Las dimensiones de sus ruedas son algo más grandes de lo habitual (650 milímetros) para circular por terrenos más complicados que el asfalto
  • Su altura libre al suelo es de 17,5 centímetros
  • Cuenta, además, con un puesto de conducción elevado: 128 centímetros

Sistemas off-road

Conocida la teoría, es hora de ponerla en práctica. Afrontamos un camino forestal para desviarnos por algunas sendas que transcurren entre pinos: es aquí donde podemos poner a prueba el Grip Control. Este sistema de antideslizamiento inteligente actúa sobre las ruedas delanteras (las motrices) mejorando la adherencia en cualquier escenario. A esto, añadimos el Hill Assist Descent, que nos echa una mano en los pequeños descensos para afrontarlos con seguridad.

El Citroën C3 Aircross tiene, además, cinco modos de funcionamiento (Standard, Arena, Barro, Nieve y ESP off) que adaptan la transferencia del par motor al eje delantero y gestionan el sistema de frenado en función del terreno. Lo activamos con el mando giratorio que encontramos en la consola central.

Amplitud y modularidad

El complemento ideal para ese carácter off-road es el espacio y la modularidad que ofrece el Citroën C3 Aircross. No sólo es uno de los SUV más amplios de su categoría, sino que cuenta con asientos traseros deslizantes y abatibles en cinco posiciones para aprovechar al máximo el habitáculo. Cuenta, además, con un maletero cuya capacidad de carga asciende a 520 litros y cuya apertura está especialmente pensada para el transporte de objetos largos.

Están presentes, como siempre, los sistemas incluidos en el Citroën Advanced Comfort que, en esta ocasión, buscan que la conducción off-road sea lo más cómoda posible… teniendo en cuenta el escenario. Entra en acción las suspensiones con amortiguadores progresivos hidráulicos o los asientos Advanced Comfort, que cuentan con una espuma de mayor grosor y con una ergonomía clave que te permite apoyar la espalda perfectamente. Sin embargo, son anchos para aquellos conductores que preferimos ir más sujetos.

Y el encargado de impulsarnos en esta prueba ha sido el motor PureTech de 110 CV: esta versión de gasolina, con cambio manual de seis velocidades, supone el 57% de las ventas actuales. Un nivel por encima se encuentra el PureTech 130 con transmisión automática EAT6, mientras que los diésel están representados por el BlueHDI 110 (manual) y el BlueHDI 120 (automático).

Conclusiones: conducción off-road del Citroën C3 Aircross

Es posible salir de la ciudad con el Citroën C3 Aircross aunque, como destacábamos antes, sabiendo dónde están los límites del coche. Citroën insiste en que no es un 4x4 así que no podemos exponerlo como haríamos con un todoterreno puro, pero sí es capaz dejar atrás el asfalto para explorar, por ejemplo, caminos de tierra, campos, senderos de montaña o para llegar a punto de la naturaleza en el que dar rienda suelta a nuestras aficiones deportivas (bicicleta de montaña, kayak, paddle surf…). Invita a ello y ofrece garantías suficientes para practicar una conducción off-road siempre, eso sí, con moderación.

22
FOTOS