CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Tecnología

3 MIN

El misterio de un callejón de San Francisco en el que, cada día, acaban perdidos 50 coches autónomos de Google

Elena Sanz Bartolomé | 29 Oct 2021
Waymo 01
Waymo 01

Waymo, los coches autónomos de Google, ofrece, desde el pasado mes de agosto, servicios de robotaxi en San Francisco. Su circulación está restringida a determinadas áreas y a bordo siempre va un conductor que toma el control si surge algún imprevisto. Lo que, de momento, no pueden evitar es que, cada día, cincuenta de estos coches acaben en el mismo punto: esto es lo que ocurre en ese misterioso callejón de San Francisco.

La historia es, cuanto menos, curiosa para aquellos que no viven en la Avenida 15: para sus habitantes ha pasado de ser peculiar a convertirse en algo molesto. En esta tranquila parte de la ciudad se concentran decenas de coches autónomos Waymo que llegan hasta una calle sin salida, entran, giran y vuelven a salir. En una sola jornada, los vecinos han llegado a contar cincuenta vehículos: algunos de ellos aparecen, incluso, a la vez complicando aún más las cosas.

El programa Slow Streets

Este particular incidente ocurre todos los días y a todas horas: cada cinco minutos aparece un coche autónomo por ese callejón cerrado que les obliga a girar 180 grados para volver por donde han llegado. El problema adicional son las colas que se generan y que desemboca en atascos en una zona donde el tráfico ha sido limitado con el objetivo de mejorar la calidad de vida de sus vecinos.

¿Se trata de un problema de la tecnología de conducción autónoma de Waymo? ¿Está relacionado con el mapeo? ¿Es un intento por perfeccionar alguna maniobra? Ninguna de estas hipótesis es correcta: la respuesta la encontramos en Slow Streets, un programa del Ayuntamiento de San Francisco.

¿Por qué sigue pasando?

En abril de 2020 se restringió el tráfico en ciertas calles residenciales para que las personas pudieran pasear a pie o en bicicleta manteniendo la distancia de seguridad necesaria con motivo de la pandemia generada por el coronavirus. El misterioso callejón fue una de ellas, está, además, dentro de las áreas por las que se mueven los vehículos de Waymo y aunque las limitaciones de la pandemia se han relajado, los cortes en la Avenida 15 permanecen. La tormenta perfecta para la conducción autónoma.

Cuando los vehículos autónomos llegan a esta zona de San Francisco se encuentran con una señal que les prohíbe el paso y les conduce a un callejón sin salida, donde tienen que dar la vuelta: no hay otra forma de salir. Los conductores lo saben, pero a los coches de Waymo les está costando aprender que no deben ir por ahí… y acaban en el callejón de forma constante. La compañía, propiedad de Google, no ha explicado por qué sigue ocurriendo y esto ha dado pie a ciertas especulaciones. Y es que podrían estar aprovechando este incidente para que los vehículos aprendan a girar 180 grados en calles que están cortadas.