CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Seguridad Vial

4 MIN

Si no quieres que te multen con 200€, así es como debes llevar la bicicleta en el coche

Bicicleta Coche Opel

Cada día son más las personas que optan por el llamado "modo de vida activo" y se lanzan a practicar algún deporte, como correr o hacer ciclismo. En el caso de estos últimos, y a pesar de la proliferación de SUV, que ya representan la mitad de las ventas de coches nuestro país, transportar la bicicleta en sus coches es todo un reto, pues en la mayoría de los casos no cabe dentro de los mismos. Es por tanto que desde la cuenta oficial de Twitter de la Guardia Civil nos dan algunas recomendaciones para hacerlo de forma segura y acorde la ley, las cuales te complementamos con la ayuda de la DGT, y evitar así caer en multas de hasta 200 €.

Transportar una bicicleta en el interior no siempre es la opción más segura

Parece obvio, pero a priori la mejor opción para transportar cualquier tipo de carga es el maletero, incluida una bicicleta. El problema es que esta posee unas dimensiones que en prácticamente la totalidad de los casos obliga a abatir los asientos para dar cabida, y una incorrecta disposición de la misma y el hecho de no asegurarla puede convertirla en un grave peligro si damos un frenazo. De hecho, en más de una ocasión ha advertido la DGT de la importancia de transportar correctamente la carga asegurada en el habitáculo de nuestro coche, bajo multa de 200 €.

Es por ello que usar un portabicicletas debidamente homologado es una de las mejores opciones. Por un lado nos encontramos los de techo, en los cuales las bicicletas se sitúan sobre la baca del vehículo. Desde el punto de vista de la visibilidad y accesibilidad al maletero son los mejores, sin embargo, quizá sean los menos recomendables. En primer lugar, para cargar las bicicletas en el techo con cierta comodidad requiere que estas sean ligeras, y en segundo, afectan notablemente a la conducción: merma considerablemente la aerodinámica, aumenta el consumo notablemente, vuelve al vehículo más torpe al subir el centro de gravedad y es incómodo al incrementar la altura total del conjunto, sobre todo si vas a acceder a algún aparcamiento o paso subterráneo.

Por otro lado nos encontramos con los de portón y los de enganche. En ellos la carga sobresale por la parte trasera, por lo que comparten una serie de obligaciones que debes cumplir, siendo su mayor hándicap el hecho de que disminuyen la visibilidad hacia atrás. Ambos se diferencian por cómo se unen al vehículo, los primeros los hacen por medio de una serie de correas que se sujetan al portón, por lo que no es necesario disponer de una bola de remolque, pero una vez cargados, no se puede abrir el maletero, y al contrario en los segundos.

Consideraciones a tener en cuenta en los portabicicletas de portón y enchache

Centrándonos en estos últimos tipos, en los que las bicicletas sobresalen por la parte trasera, a la hora de transportarlas debes tener en cuenta una serie de consideraciones si quieres ahorrarte un buen disgusto. Para empezar, como la carga sobresale por detrás (no puede hacerlo más de un 15 % de la longitud del vehículo) es necesario colocar una señal V-20 (cuadrada de 50 x 50 cm con franjas diagonales rojas y blancas). Además, si las bicicletas ocultan de forma total o parcial las luces o matrícula será necesario instalar un placa supletoria con ellas.

Asimismo, también puede darse el caso de que la longitud de la bicicleta sea superior a la anchura del vehículo excluyendo retrovisores, pero inferior si se incluyen. Así pues, si se encuentra en esa horquilla es posible transportándola, pero es necesario colocar dos señales V-20, una en cada extremo formando un "V" invertida. No obstante, en un turismo, si la carga supera la anchura total incluyendo los mencionados retrovisores, está totalmente prohibido transportar dicha carga (en los destinados al transporte profesional de mercancías ese máximo se fija en 2,55 metros).

Fuente: El País | DGT