CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Curiosidades

5 MIN

5 motivos para comprar un Cadillac CT5-V Blackwing antes que un BMW M5

The Ct5 V Blackwing Will Be The Most Powerful And Fastest Cadill

Hace apenas unos días mi compañero David Clavero nos habló del impresionante Cadillac CT5-V Blackwing. Una espectacular berlina deportiva de altos vuelos, equipada con el motor más potente jamás equipado en un Cadillac de producción. Su gigantesco 6.2 LT4 V8 de 677 CV no es lo más impresionante de la ecuación. Ni siquiera lo son sus meteóricas prestaciones. Es su filosofía, una filosofía radicalmente opuesta a la de su rival europeo más directo, el BMW M5. Y por ello, os damos cinco motivos para comprar un Cadillac CT5-V Blackwing antes que un BMW M5.

Y sí, para que este artículo sea coherente, vamos a imaginarnos que vivimos en Estados Unidos, donde este Cadillac CT5-V Blackwing se venderá. Aunque Cadillac tiene una presencia residual en Europa, la gama de productos solo consta del crossover Cadillac XT4. Un monstruo de altos vuelos como el CT5-V Blackwing no tiene sentido alguno a día de hoy: General Motors no cuenta con marcas con las que compensar su nivel de emisiones, y el segmento está claramente dominado por sus rivales europeos. Rivales principalmente alemanes que deberían temer a este Blackwing.

Su hermano pequeño es el CT4-V Blackwing de 472 CV, dirigido a la línea de flotación del BMW M3.

1) Es la única berlina deportiva con motor V8 y cambio manual

La fórmula de motor V8 y cambio manual es una fórmula tan disfrutable como exótica hoy en día. En vehículos de altas prestaciones los cambios manuales brillan por su ausencia, especialmente si estamos hablando de superdeportivos o berlinas de altos vuelos. El Cadillac CVT5-V Blackwing no solo es uno de los pocos V8 - V8 sobrealimentado por compresor, dicho sea de paso - con cambio manual, es la única berlina deportiva actualmente a la venta en equipar dicha combinación mecánica. Fue diseñada con el cambio manual en mente, pero opcionalmente puede montar un cambio automático de 10 relaciones y convertidor de par.

Fotos del Cadillac CT5-V Blackwing

15
FOTOS
VER TODASVER TODAS

2) Es 20.000 dólares más barato que el BMW M5 más básico

El Cadillac CT5-V Blackwing tiene un precio de partida de 84.990 dólares en el mercado estadounidense. Es algo más caro que un BMW M3 Competition o un Mercedes-AMG C 63 S, pero por prestaciones y tamaño, su rival directo es el BMW M5. Y el BMW M5 más básico - la versión de 600 CV - cuesta 104.495 dólares en el mercado estadounidense. Si quieres un BMW M5 CS al otro lado del charco, tendrás que pagar 142.995 dólares. Por ese precio puedes comprarte un Blackwing y gastar los casi 60.000 dólares de diferencia en un clásico o un compacto deportivo.

3) Es la opción más purista

A día de hoy, el mercado estadounidense es mucho más purista en los vehículos de altas prestaciones que el europeo. Sin ir más lejos, los BMW M3 y M4 de nueva generación van a venderse con cambio manual, es porque EE.UU. lo ha demandado. El Cadillac CT5-V Blackwing es un coche purista hasta la médula. No solo por su cambio manual de serie, si no porque han sacrificado aceleración por una dinámica pura: no estará disponible con un sistema de tracción total. Es un misil tierra-tierra, pero solo para quien tenga las manos suficientes.

Monta un diferencial autoblocante trasero, amortiguadores magnetoreológicos y opcionalmente, frenos carbonocerámicos.

4) Será un coche más exclusivo

El BMW M5 es una gran berlina deportiva, y sus casi 40 años de historia la avalan con el mayor de los respetos por parte de la comunidad más petrolhead. Pero aún así, el Cadillac CT5-V Blackwing será un coche más exclusivo. No solo por su filosofía tan diferente a la del BMW M5, si no también por su producción, que será a todas luces mucho más escasa que la del actual BMW M5. Te puede gustar más o menos a nivel estético, pero será un coche mucho menos visto que cualquier otro con apellido AMG, RS o M. Imaginad importar a Europa una unidad...

5) Es el canto de cisne de los Cadillac deportivos

El Cadillac CT5-V Blackwing huele a despedida. Será el último coche deportivo de Cadillac, que en un futuro a medio plazo se volcará enteramente en la electrificación. Los CT4-V Blackqwing y CT5-V Blackwing son el canto de cisne de la división deportiva de Cadillac, y dejarán a los Chevrolet Camaro y Chevrolet Corvette como el único estandarte real de las altas prestaciones en toda General Motors. Además, suponen la despedida de la saga "V" de coches deportivos, en la que ha habido "greatest hits" como los CTS-V familiares, con motor V8 y cambio manual.

Es una despedida, pero es una despedida por la puerta más grande, y haciendo todo el ruido posible.

Fotos del Cadillac CT5-V Blackwing