CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

4 MIN

Uso y abuso de los intermitentes: 6 lecciones de la última campaña de la DGT

David Villarreal | @davidvillarreal | 7 Nov 2022
Usar Intermitente
Usar Intermitente

Los intermitentes siguen siendo una de las lecciones pendientes, según la Dirección General de Tráfico, para los conductores españoles. Basta circular por cualquier ciudad o carretera para comprobar que aún hay conductores que no señalizan correctamente algunas maniobras, empleando la señalización óptica conocida coloquialmente como intermitentes y a las que el Reglamento General de Circulación se refiere como luces indicadoras de dirección.

Para el presente artículo nos referiremos a ellos por su denominación coloquial, la de intermitentes. Que es precisamente la que ha empleado también la propia DGT en su última campaña de concienciación, denominada "Mil maneras de decirte Utiliza los Intermitentes".

La DGT ha acudido a un reclamo tan socorrido como el de la inteligencia artificial para llevar a cabo esta campaña y asegura haber generado mil imágenes, con un inteligencia artificial que presumiblemente podría ser DALL.E 2 o similares.

La DGT recuerda cómo deben utilizarse las luces indicadoras de dirección, conocidas coloquialmente como intermitentes

Sinceramente, este reclamo nos resulta innecesario. Pero no está de más recordar que la DGT ha habilitado un microsite en su web para promover la campaña, que también nos ha recordado 6 situaciones en las que se deben utilizar los intermitentes. Un resumen muy escueto de situaciones que se limita a definir lo siguiente, al respecto de las situaciones en las que se deben utilizar los intermitentes:

  1. En los giros y cambios de sentido.
  2. En los adelantamientos y cambios de carril.
  3. Al salir de las glorietas. En este punto se debería haber añadido que también al cambiar de carril en una glorieta y que nunca han de utilizarse ni al acceder, ni para indicar que vamos a seguir circulando por ella.
  4. En incorporaciones.
  5. Al parar o estacionar.
  6. Siempre que lo consideres oportuno para que los demás conductores puedan predecir tus actos.

Este último punto también puede resultar un tanto polémico. Y es que los intermitentes no deben utilizarse en cualquier situación en la que el conductor lo considere, probablemente por una mala interpretación de la normativa, o un mal hábito surgido durante su aprendizaje. Por ejemplo los casos que especificábamos anteriormente de las glorietas, en las que no deben utilizarse los intermitentes para señalizar el acceso, ni tampoco utilizar el intermitente izquierdo para indicar que vamos a tomar la última salida o que vamos a seguir circulando por ella.

Lo que dice el Reglamento sobre el uso de los intermitentes

En el Reglamento General de Circulación el artículo 109 hace referencia precisamente al uso de los intermitentes en los siguientes términos:

Artículo 109. Advertencias ópticas. 1. El conductor debe advertir mediante señales ópticas toda maniobra que implique un desplazamiento lateral o hacia atrás de su vehículo, así como su propósito de inmovilizarlo o de frenar su marcha de modo considerable. Tales advertencias ópticas se efectuarán con antelación suficiente a la iniciación de la maniobra, y, si son luminosas, permanecerán en funcionamiento hasta que termine aquélla.

2. A los efectos del apartado anterior, deberá tenerse en cuenta, además, lo siguiente:

a) El desplazamiento lateral será advertido utilizando la luz indicadora de dirección correspondiente al lado hacia el que se va a realizar, o el brazo, en posición horizontal con la palma de la mano extendida hacia abajo, si el desplazamiento va a ser hacia el lado que la mano indica, o doblado hacia arriba, también con la palma de la mano extendida, si va a ser hacia el contrario.

En las maniobras que impliquen un desplazamiento lateral, es éste el que exclusivamente se avisa, por lo que la advertencia deberá concluir tan pronto como el vehículo haya adoptado su nueva trayectoria.

...

Cuando la inmovilización tenga lugar en una autopista o autovía, o en lugares o circunstancias que disminuyan sensiblemente la visibilidad, se deberá señalizar la presencia del vehículo mediante la utilización de la luz de emergencia, si se dispone de ella, y, en su caso, con las luces de posición.

Si la inmovilización se realiza para parar o estacionar deberá utilizarse, además, el indicador luminoso de dirección correspondiente al lado hacia el que vaya a efectuarse aquélla, si el vehículo dispone de dicho dispositivo.

Os recomendamos la lectura de nuestro artículo sobre el uso de los intermitentes, sobre cómo sufrimos el mal uso de estos y cómo podemos corregirlo y también cómo y por qué el mal uso de los intermitentes puede costarnos una multa.